Actividades de aliteración para niños

Regresa un poco a tu niñez, cuando te divertías tratando de decir, "Pablito clavo un clavito, un clavito clavo Pablito". Sabiéndolo o no, estabas practicando la aliteración, la repetición del mismo sonido en palabras contiguas. La National Association for the Education of Young Children dice que este tipo de conciencia fonológica está "muy relacionada con el éxito posterior en la lectura y la ortografía". Al involucrarse en actividades de aliteración, tu hijo comienza a hacer coincidir los sonidos con las letras.

Collage

Ayuda a tu pequeño a hacer un collage que represente cada miembro de la familia. Discute las aficiones y manías de mamá, papá, los hermanos, hermanas y abuelos, y luego usa la información para crear aliteraciones. Escríbelas en tiras de papel. Pega imágenes individuales de la familia en un pliego de cartulina y pega la oración correspondiente debajo de cada foto. Por ejemplo, "Denny es un dentudo dentista " o " Barry repara barriles, barriles repara Barry."

Carpeta

Crea una carpeta de frases aliteradas para diferentes letras. Comienza con un sonido de letra familiar, como la primera letra del nombre de tu hijo. Si su nombre es Mike, recorta una imagen que empiece con la letra M, como un mono. Ayúdalo a hacer una frase tonta donde se repita el sonido M: "El mono muele mermelada de mango". Pega la imagen en una hoja de papel y escribe una gran letra M en la parte superior. Escribe la frase de aliteración debajo. Hazle tres perforaciones al papel, colócalo en la carpeta y sigue añadiendo letras con regularidad. Tu hijo disfrutará de la lectura y la ampliación de las aliteraciones. "El mono muele mermelada de mango matutina."

Frases tontas

Recita una frase de aliteración familiar, como por ejemplo, "misa, musa, maza" para hacer que tu hijo cambie el sonido inicial por una letra diferente, como T:. "tiza, tuza, taza" Tomen turnos eligiendo sonidos de letras de inicio y recitando la frase. Usa un pizarrón mágico para escribir cada letra que utilices. Prueba otras frases aliteradas, tales como, "mi mamá me mima".

Canciones

Muchas canciones populares infantiles contienen aliteración. Canta con tu hijo y habla sobre sonidos de letra específicos de antemano. Di: "Sam, escucha el sonido que la letra P hace en esta canción y aplaude cada vez que la escuches." Entonces canta "Pimpón, Pimpón, Pimpón" con tu hijo. Escucha los diferentes sonidos de las letras en otras canciones, como la letra J en la canción, "El juego de Juan Pirulero"

Juego de cartas

Involucra a la familia en un juego de concentración. Elabora una baraja de cartas con parejas para igualar los sonidos iniciales. Dibuja o recorta y pega fotos en cuadrados de papel grueso. Pon un pato en una carta y un paraguas en otra, un tigre en una y un títere en otra. Gira las cartas boca abajo y túrnense para tratar de encontrar las parejas de sonidos de las letras.

Arrojar la pelota

Coge una pelota de playa y juega un juego de aliteración en el patio. Esta actividad funciona bien con grupos de juego. Todos los participantes forman un círculo. Inicia el juego diciendo una palabra que comienza con el sonido de una letra en particular, como T en la palabra "tren". Lanza la pelota a otra persona, que va a decir otra palabra o frase que empiece con T, como "tic-tac". El juego continúa hasta que alguien no encuentra la palabra o frase. Entonces se iniciar con el sonido de una nueva letra.

Libros

Muchos libros para niños, como "Some Slug Snug" de Pamela Duncan Edwards y "Silly Sally" de Audrey Wood, contienen gran cantidad de aliteraciones. Léelos en voz alta y habla con tu hijo acerca de los sonidos de las letras. Mantén los libros en un lugar donde tu hijo pueda acceder fácilmente a ellos.

Más galerías de fotos



Escrito por karen lobello | Traducido por lourdes villaseñor