Actividades de alimentos que se llevan bien con los libros

Los libros de imágenes a menudo presentan alimentos. Leer un libro que trate sobre comida puede despertar el deseo de comer "un bocado de algo". Hacer un pequeño bufet de los alimentos mencionados en un libro ayudará a que los niños relacionen el sentido del gusto con el goce de la historia. Unos cuantos platillos sin hornear y fáciles de preparar permiten a los padres incluir a sus hijos en esta labor en relación con la experiencia de lectura de los niños. Algunas recetas incluso pueden usarse como enseñanza.

Hora de la fiesta

En el libro "May'Naise Sandwiches & Sunshine Tea" (Sándwiches de mayonesa y té de brillo de sol), de Sandra Belton, la abuela relata cuando ella y su amiga tomaban té de brillo de sol acompañado con sándwiches de mayonesa. Para hacer sándwiches de mayonesa, corta las orillas de dos rebanadas de pan, unta mayonesa a una rebanada y únela con otra. El té es agua en una taza que se pondrá al aire libre para que el sol se refleje en ella. En "La importancia de llamarse Ernesto", de Oscar Wilde, se mencionan sándwiches de pepino. Para hacerlos, pela y rebana un pepino fresco, corta las orillas de dos rebanadas de pan y úntales mantequilla por un solo lado. Acomoda los pepinos en una rebanada de pan y cubre con la otra. Al personaje de Winnie the Pooh, del libro de A.A. Milne, le encanta la miel y tal vez tu hijo quiera también una cucharadita.

Alimentos naturales, fáciles y para enfermos

"El ratoncito, la fresa roja y madura y el gran oso hambriento", de Don Wood, menciona una gran fresa roja y madura. Comparte fresas frescas con tu hijo o corta algunas de ellas en rebanadas y sírvelas en una taza espolvoreadas con azúcar. En "The Relatives Came" (Vinieron los parientes), de Cynthia Rylant, los parientes se comieron las fresas y los melones. Para ir de acuerdo con la historia, sirve melones y sandías en rebanadas o usa una cuchara para servir helado para cortar bolitas de estas frutas. "Johnny Appleseed", de Stephen Kellogg, naturalmente hace buen equipo con las manzanas. Se pueden comer enteras, en rebanadas, deshidratada o en barras secas. Para secar las manzanas, corta rebanadas delgadas y extiéndelas en una superficie limpia. Cúbrelas con una tela ligera y colócalas en un lugar cálido. Para hacer las barritas, haz puré de manzana en una licuadora, forma las barritas y déjalas secar en un pedazo de papel encerado.

Versos infantiles y literatura

La pequeña Miss Muffet tiene miedo al comer su "requesón con suero de leche". Esto es simplemente otro nombre para el queso cottage. Curly Locks promete cenar fresas, azúcar y crema. En "Un granjero de diez años", de Laura Ingalls Wilder, sirven palomitas de maíz como bocadillo en la tarde. Agrega jarabe o miel para hacer bolas de palomitas dulces y pegajosas, o combínalas con leche en una taza, como cereal sin azúcar. En "Mujercitas", de Louisa May Alcott, las chicas preparan manjar blanco para Laurie cuando se enferma. El manjar blanco es leche endulzada con cáscara de limón que se espesa con fécula de maíz. Calienta tres tazas de leche con la cáscara de un limón cortada en tiras y un trozo de canela entera, si lo deseas. Mezcla 1/2 taza de azúcar y 1/4 de taza de fécula de maíz. Cuando la leche hierva a fuego lento, añade la mezcla seca y revuelve bien. Quita las cáscaras de limón y los restos de canela, vacía en moldes pequeños y colócalos en el refrigerador.

Acampar

Un ejercicio de aprendizaje divertido del manual de las Niñas Scout consiste en hacer una fogata de dulces usando coco rallado, pretzels, chispas de chocolate, dulces de canela y caramelos de maíz. El coco rallado hace las veces de las ramas. Haz un pequeño círculo para la fogata con un pedazo de papel encerado y pon en el centro un poco de coco rallado y chispas de chocolate. Los pretzels representarán a los troncos, con los que se formará un montón en forma de pirámide sobre las "ramas" de coco. Después agrega caramelos de maíz para simular las llamas. Explica que, a medida que el fuego consume los "leños", formará trozos de carbón, entonces agrega unos cuantos caramelos de canela. Esta actividad puede complementarse con la lectura de "S is for S'mores", de Helen Foster James. Para hacer s'mores sin usar fuego, pon tablillas de chocolate sobre galletas graham y colócalas en una hoja para hornear que pondrás al sol o sobre el capó de un automóvil unos minutos. Coloca una segunda ronda de galletas graham con crema de malvavisco y después ponlas sobre el chocolate cuando se haya suavizado.

Más galerías de fotos



Escrito por daisy peasblossom fernchild | Traducido por carmen maria garcia