Actividades de alabanza y adoración para niños

Los servicios de alabanza y adoración pueden incluir muchos elementos que son atípicos en los servicios religiosos más tradicionales. El patrón de flujo libre del servicio de alabanza y adoración atrae a muchos niños, al igual que la calidad repetitiva de muchas canciones de alabanza y adoración. La participación de tu hijo en estas actividades en la iglesia y en la casa durante las prácticas religiosas de la familia lo anima a construir una fe que hará una diferencia en su vida.

Niños pequeños

Los niños que son demasiado pequeños para leer pueden participar en actividades simples de alabanza y adoración. Tu niño puede cantar simples coros de alabanza, o incluso crear canciones de alabanza originales. Puedes trabajar con tu hijo para memorizar las Escrituras repitiendo partes de un versículo y haciendo que las repita hasta que recuerde todo el versículo. Tu hijo podría disfrutar bailando con música de alabanza o tocando instrumentos rítmicos, como una pandereta o crótalos durante la música.

Niños de primaria

Una vez que tu hijo pueda leer su Biblia, pídele que la lea en la Iglesia de Niños o devociones familiares. Es probable que tu hijo acceda a dirigir a tu familia en oración o cantar una canción de alabanza y adoración que conozca. Puede hacer una pandereta encadenando campanas de lana a través de agujeros en el borde de un plato de papel de alta resistencia. Si tu iglesia tiene un coro de niños, puede cantar con los niños, ya que en ocasiones conducen a la congregación o a los niños en alabanza y adoración. Algunas iglesias tienen equipos de danza de alabanza donde los niños pueden unirse o puede crear danzas de alabanza para el culto en casa.

Preadolescentes

Los preadolescentes pueden ayudar a leer el mensaje de alabanza y adoración o de las Escrituras, orar y cantar. Si tu preadolescente puede tocar un instrumento, invítalo a tocar en las canciones de alabanza y adoración o escribir una canción original para compartir con la familia, sus compañeros o en la iglesia. Podría unirse con sus amigos para crear una banda de alabanza y adoración, o un grupo de alabanza. Podría aprender a indicar con gestos las canciones de alabanza y adoración en lenguaje de señas americano o utilizar danza interpretativa para transmitir el mensaje.

Adolescentes

Tu hijo podría ser invitado a dirigir el culto de alabanza y adoración en el culto de jóvenes el día domingo o ayudar con el servicio con otros adolescentes. Algunas iglesias permiten que los jóvenes creen sus propios cultos de alabanza y adoración usando un formato que atraiga a los adolescentes. En estos cultos, los adolescentes proporcionan todos los aspectos del culto de alabanza y adoración, desde la presentación de la música y la enseñanza hasta ofrendar y orar con aquellos que deseen la oración. Tu hijo podría crear un vídeo de alabanza y publicarlo en YouTube o presentar un mensaje dramatizado en lugar de un sermón o enseñanza normal.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por dayana trillo