Actividades acuáticas para bebés y niños

Los bebés y niños en edad preescolar experimentan un crecimiento cognitivo, físico y social-emocional cuando se involucran en actividades sensoriales tales como los juegos en el agua, de acuerdo con el Penn State Cooperative Extension's Better Kid Care Program. Las actividades acuáticas lúdicas varían desde correr entre los rociadores al aire libre, a llevar la diversión dentro de casa, al llenar el fregadero de la cocina con agua y juguetes. Permanece siempre cerca de los niños cuando jueguen con agua; aún una pulgada de líquido implica un riesgo de ahogo en niños pequeños.

Piscina infantil


Permite a los niños explorar el agua.

Una piscina infantil le permite a tu niño experimentar los juegos acuáticos fuera de la tina de baño. Llena de agua una piscina infantil o una tina plástica grande, y deja que el niño explore el agua. Agrega juguetes de baño, utensilios de cocina o recipientes de plástico reciclados, con el fin de mejorar las habilidades motoras finas y la coordinación manos-ojos, al llenar y verter el agua desde los contenedores. Si el niño es capaz de sentarse por su cuenta, colócalo en una pequeña cantidad de agua y aliéntalo a salpicar y patear. Si el infante aún no se sienta, ponte un traje de baño y siéntate con él en el agua.

Mesa acuática


Puedes optar por los juegos acuáticos.

Traslada las actividades acuáticas al interior de tu hogar con una mesa acuática, o coloca una pequeña tina o recipiente con agua sobre una mesa estable. Para reducir el desorden que pueda causar el agua, ubica un mantel plástico o sábana bajo el área de juegos. Enseña al niño cómo remover el agua en la mesa o tina, o muéstrale cómo salpicar el agua en el recipiente. Alienta al niño a usar su imaginación, al simular lavar la vajilla, y haz que vea lo que sucede cuando los secas. Desinfecta tu mesa acuática de manera regular para prevenir el crecimiento de bacterias, que pueden desarrollarse en áreas húmedas.

Pintura al agua


Organiza actividades acuáticas en interiores o al aire libre.

Pintar con agua es una actividad simple que puede realizarse tanto en interiores como al aire libre. Ofrece al niño un pincel grande y un recipiente con una pequeña cantidad de agua. Siéntate a su lado y pinta la vereda, las paredes o los juguetes al aire libre. Muéstrale al niño lo que sucede si pintas papeles, o permítele pintar juguetes dentro del hogar. Pregúntale qué pinta, o cuéntale sobre tus pinturas con el fin de introducir vocabulario nuevo y alentar el desarrollo del lenguaje.

Clase de natación


Permite que los niños disfruten el agua.

Varios clubes de salud y piscinas de natación ofrecen clases diseñadas para infantes y niños en edad preescolar de manera específica. Estas clases de natación por lo general incluyen cantar canciones, jugar con juguetes acuáticos, patear, salpicar y aprender a soplar burbujas. Contar con un progenitor cerca para sostenerlos y guiarlos a través del agua ayuda a que los niños se sientan más cómodos, y menos ansiosos con respecto a su actividad acuática. La mayoría de las clases requieren registrarse y pagar una tarifa, y algunos clubes de salud y piscinas solicitarán una membresía.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por sofia elvira rienti