Actividades acerca de murciélagos y ecolocación

Los murciélagos suelen ser incomprendidos porque los niños los consideran criaturas espantosas y horripilantes relacionadas con vampiros y Halloween. Puedes ayudar a derribar ese estereotipo al enseñarle a tu hijo acerca de los murciélagos de verdad, su importancia en el ecosistema y la forma única por la que se comunican usando la ecolocación. Hazlo de una manera interesante y educativa motivando a tu hijo con actividades relacionadas con los murciélagos.

Historias de murciélagos

Empieza leyendole un libro no ficticio acerca de murciélagos apropiado para su edad y así vea fotos para que tu hijo pueda ver como son en verdad, sin sentir miedo. Para los niños mayores de 5 años, considera el "National Geographic Readers: Bats" (Lectores del National Geographic: Murciélagos) por Elizabeth Carney y "Bats: Hunters of the Night" (Murciélagos: Cazadores nocturnos) por Elaine Landau. Ambos contienen muchas fotos de murciélagos y ofrecen información básica acerca de la vida de estos animales, incluyendo como usan la ecolocación. Los niños mayores de 8 años encontrarán interesante el libro "Endangered Bats" (Murciélagos en peligro de extinción) por Kristina Lundblad, que enseña acerca de porque algunos murciélagos están en peligro de extinción. "Hanging With Bats" (Colgando como un murciélago) por Karen Taschek le ofrece a niños mayores de 10 años mas información acerca de los murciélagos y la ecolocación.

Dónde ver murciélagos

Muchos zoológicos y organizaciones de conservación de fauna alrededor del país tienen hábitat de murciélagos en donde uno puede verlos dormir o volar. También puedes encontrar murciélagos en parques urbanos o estatales como el Central park en Nueva York (centralparknyc.org) o el Rock Bridge Memorial Park en Columbia, Missouri (mostateparks.com). Algunos murciélagos que viven dentro de cuevas en parques nacionales o en estructuras parecidas a estas en una ciudad salen a cazar en la noche; a veces miles de ellos, lo que es una vista increíble. Algunos lugares conocidos para ver a murciélagos volar son: las Carlsbad Caverns (nps.gov/cave) en Nuevo México, el Congress Avenue Bridge en Austin, Texas (sin sitio web; ubicado en 305 South Congress Avenue, Austin; 512-327-9721) y la Gainesville Bat House (wec.ufl.edu) en Gainesville, Florida. Ponte en contacto con la agencia de turismo de la municipalidad para averiguar si hay lugares donde puedas ver murciélagos en tu ciudad.

Actividades para aprender sobre ecolocalización

Para demostrarle a tu hijo cómo es la ecolocación, venda sus ojos y ve hacia el otro lado de la habitación mientras haces chasquidos, crujidos o otros ruidos para que pueda encontrarte sin usar su vista. Una vez que te encuentre, explícale cómo, gracias a la ecolocación, los murciélagos hacen ruidos para que éstos reboten en objetos a su alrededor y puedan ver que esta frente a ellos. Para los niños mayores, haz esta actividad más desafiante al hacer que el niño con la venda y otro compañero decidan que sonido hacer para comunicarse. Otras parejas también eligen un sonido, como hacer pisotones o silbidos, para que la persona vendada se dirija a su compañero sin tomar en cuenta los otros sonidos en el cuarto.

Juegos acerca de murciélagos

Para divertirse más aún con el tema de los murciélagos, esconde insectos de caucho en un cuarto ya designado y haz que se disfrace de murciélago y encuentro todos los bichos. Luego conversen acerca de porqué los murciélagos son tan importantes para mantener bajo control la población de insectos. Para una versión más divertida de la actividad de ecolocación, saca los muebles de una habitación y haz que un niño con los ojos vendados trate de agarrar a una persona que este corriendo y haciendo chasquidos. Los niños pillados pasarán a ser murciélagos y así sucesivamente hasta que todos lo sean. Otra actividad es que los niños pretendan ser murciélagos durmiendo en una cueva. Luego otro niño finge que visita la cueva, caminando lento hacia el grupo diciendo "¡Es de día murciélagos, despierten!". Los niños no se deben mover hasta que el niño que entró grite "¡Es de noche!", y lo traten de atrapar antes de que llegue a su meta.

Más galerías de fotos



Escrito por zora hughes | Traducido por mariajose mansilla