Actividad con fotografías para ver los opuestos para los niños

El principio de los opuestos puede ser uno importante para mostrarle a un niño. Con un buen entendimiento de los opuestos, los niños tendrán la posibilidad de expresar sentimientos y comprender cómo se comparan los objetos y los contrastes entre sí, según Kevin Stuckey, autor de un artículo titulado "Maneras de enseñar los opuestos" en el sitio web Super Duper Publications. Introduce el concepto de los opuestos en los niños de manera atractiva y entretenida.

Introduce el concepto

Siéntate con tu hijo en un lugar cómodo e introdúcele la idea de los opuestos de manera cuidadosa para llamar su atención sobre el concepto. Por ejemplo, podrías decir "Algunas palabras son casi lo mismo y otras son muy distintas entre sí. Cuando dos palabras son completamente diferentes, las llamamos opuestas. Pensemos en algunos opuestos juntos. Pequeño y grande son opuestos. Alto y bajo son opuestos. Lejos y cerca son opuestos. ¿Puedes pensar en algunos otros?".

Los opuestos en la rutina diaria

Comienza llamando la atención de tu hijo hacia los opuestos tan a menudo como sea posible para hacer que el concepto sea familiar y comprensible. Mientras te levantas en la mañana, habla sobre el día y la noche. Cuando tu hijo corra afuera, háblale de lo rápido y lo lento. Mientras piensas en la comida, habla sobre lo frío y lo caliente. Mientras piensas en la siesta, habla sobre estar despierto y dormido. Mientras tu hijo se vuelva más adepto al concepto, comienza a decir una palabra y que él nombre un opuesto.

Libro de imágenes de los opuestos

Pasa las páginas de una revista buscando fotografías que ilustren los opuestos. Por ejemplo, recorta imágenes de un perro grande y uno pequeño, una persona alta y una persona corta o algo ancho y algo angosto. Pega los opuestos juntos sobre una hoja de papel y luego realiza un libro de opuestos simple.

Caza del tesoro escondido de opuestos

Toma fotografías de los opuestos con la cámara digital en un tipo de caza del tesoro escondido de opuestos, sugiere el sitio web Education.com. Pasea por la casa o sal a caminar por afuera con la cámara en mano. toma fotografías de objetos opuestos, animando a tu hijo en el proceso para asegurarte de que reconozca los opuestos que estás recolectando. Una vez que termines, imprime las fotografías y colócalas en un pequeño libro de recortes. Ayuda a tu hijo a nombrar los opuestos para un refuerzo adicional.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por sebastian castro