Activación rápida de una reacción alérgica al polvo

Las alergias al polvo son comunes, y un instigador clave es el ácaro del polvo: el diminuto insecto que se alimenta de células muertas de la piel.

.

Las alergias al polvo tienen varios síntomas en común con las alergias al moho y a las mascotas.

— .

Hay más en el polvo de lo que puede que sepas, o quizás que te preocupe saber. Puede contener polen, esporas de moho, caspa animal y humana, desechos de cucarachas y ácaros. Todos estos pueden ser detonantes para una rápida activación de una reacción alérgica. Los ácaros del polvo, diminutos insectos que comen células de piel que se caen, son la peor ofensa. Su desecho es responsable de gran parte de los estornudos, los resfriados y el picor, demasiado familiares para las personas con alergias al polvo.

Síntomas

.

Si experimentas una reacción alérgica de activación rápida al polvo, los síntomas aparecen en minutos. Esto puede suceder incluso si la dosis es pequeña. Esta activación rápida indica que tu sistema inmune había desarrollado previamente hipersensibilidad a los ácaros del polvo y/o a otros alérgenos que viajan en el polvo.

Las alergias al polvo tienen varios síntomas en común con las alergias al moho y a las mascotas, incluyendo:

• Estornudos

• Moqueo

• Ojos rojos y llorosos

• Dificultad respiratoria

• Tos

• Urticaria

• Picor de nariz, ojos, garganta o piel

• Erupción

• Presión sinusal

Estos síntomas de rápido desarrollo están causados por la liberación de histamina y otros químicos inflamatorios para reaccionar en exceso a las células inmunes llamadas mastocitos (los mastocitos son inducidos a liberar grandes cantidades de químicos inflamatorios). Esto es porque previamente tu cuerpo creó anticuerpos contra los alérgenos del polvo. Los anticuerpos se agarran al alérgeno. Cuando contactan con los mastocitos, se libera histamina en cantidades excesivas.

Evitar el polvo

Como con la mayoría de las alergias, lo mejor que puedes hacer para aliviar tus síntomas es evitar la exposición. La Academia Estadounidense de Alergia, Asma e Inmunología proporciona las siguientes sugerencias:

• Mantener la humedad interior por debajo del 55%. Los ácaros del polvo prosperan en la humedad alta y mueren cuando esta cae a un nivel entre el 40 y el 50%. Usa un deshumidificador si es necesario. Evita usar humidificadores y vaporizadores.

• Elimina la moqueta de tu dormitorio. Haz que otra persona limpie. Si lo haces tú, asegúrate de usar un aspirador con un filtro HEPA y lleva una mascarilla con filtro N85.

• Lava las sábanas y las fundas de almohada en agua caliente. Cubre tu colchón y las almohadas con cubiertas antiácaros.

• Considera instalar sistemas de filtrado en tus unidades de caldera y de aire acondicionado. Úsalos siempre y cambia los filtros con las estaciones.

Tratamiento

.

Evitar o limitar la exposición a un alérgeno conocido es el paso más efectivo que puedes tomar para aliviar los síntomas de alergia. Sin embargo, puedes necesitar un alivio de los síntomas adicional, que puede proporcionarte tu médico.

Si los medicamentos como los antihistamínicos o los esprays nasales no son suficiente, discute la inmunoterapia con un alergólogo. La inmunoterapia a los alérgenos, o las vacunas de alergia, pueden desintetizar tu sistema inmune a alérgenos específicos como los ácaros del polvo y proporciona un alivio significativo. Evitarlos suele ser la mejor ruta de acción.

Acerca del autor

.

Boyan Hadjiev, MD, ha sido médico en prácticas durante cinco años. Tiene un certificado doble en Medicina Interna, (2003), y en Alergia e Immunología, (2005).

El Dr. Hadjiev se graduó en la Universidad de Michigan con un BA en Biología y un MD de la Escuela de Medicina de la Reserva del Oeste de Casos Clínicos de Cleveland.

Foto: Digital Vision/Getty Images

Consejos y advertencias

  • .

Más galerías de fotos



Escrito por dr. boyan hadjiev
Traducido por natalia navarro