Cómo acostumbrarse a usar lentes bifocales

La mayoría de las personas deben habituarse al uso de lentes bifocales, no importa si comienzas desde cero con ellos o si vas a usarlos luego de cambiar tus lentes regulares. Quienes son nuevos en el uso de bifocales pueden experimentar dificultades al pasar a través de la parte superior, a la parte inferior. La línea bifocal o parte inferior borrosa de las lentes también causa distracciones visuales. Eventualmente, tus ojos y tu cerebro se adaptarán a los cambios visuales que vienen con el uso de lentes bifocales, pero el proceso necesita consistencia.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Compra tus lentes bifocales en una óptica o centro de visión que te permita realizar cambios en caso de que necesites ajustes a tu prescripción o cualquier otro cambio en las lentes.

  2. Prueba tus nuevos lentes bifocales cuando los recojas para que el personal del centro de visión pueda ajustarlos de la manera adecuada. El proceso de ajuste asegura que las lentes reposen correctamente en tu cara, de modo que el área bifocal se ubique en el lugar correcto cuando intentes ver a través de ellas.

  3. Usa solamente tus nuevas gafas bifocales. Guarda tu viejo par de anteojos si es que anteriormente llevabas lentes regulares. El hecho de cambiar de un tipo de lente a otra hace que acostumbrarse sea más difícil e incluso que el proceso se extienda en el tiempo indefinidamente.

  4. Usa tus lentes bifocales todo el día si es posible. Al llevar las gafas durante un largo periodo de tiempo, les das a tus ojos la oportunidad de adaptarse más rápidamente.

  5. Quítate tus nuevas gafas, si sientes que tus ojos se han esforzado o si tienes dolor de cabeza. Intenta usarlas de nuevo después de tomar un descanso.

  6. Mueve toda tu cabeza hacia el objeto que quieres ver en lugar de sólo mover los ojos. Esto aplica también en el caso de los movimientos laterales y verticales.

  7. Mueve los objetos más cerca o más lejos si estás tratando de ver a través de la sección bifocal. La sección bifocal tiene por objeto proporcionar una visión clara a cierta distancia, así que si un objeto que está demasiado cerca o demasiado lejos, podría parecer borroso.

  8. Vuelve a la tienda a la que compraste tus lentes, si notas que no puedes acostumbrarte. Es posible que puedan reajustarlos para ayudar a que te habitúes. También podría ser necesario volver a visitar a tu oftalmólogo para garantizar que la prescripción bifocal es correcta para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por shelley frost | Traducido por pei pei