Acondicionado de pretemporada para jugadores de baloncesto

Las semanas antes de que los equipos de baloncesto pisen la cancha para su primer partido, primero tienen que soportar prácticas agotadoras de acondicionamiento en la pretemporada diseñadas para prepararlos para los rigores del juego. Durante esas sesiones de entrenamientos, los jugadores construyen velocidad, potencia, resistencia, agilidad y capacidad necesaria saltar durante el juego, así como aprenden las habilidades más importantes del juego.

Una grapa acondicionada

El ejercicio más notorio de acondicionamiento en el baloncesto es conocido con varios nombres, carreras progresivas, ejercicios de línea y, con mayor frecuencia, es llamado los suicidios, pero ha sido parte de las prácticas de pretemporada desde hace tanto como la pelota es redonda y el aro está a 10 pies (3 m) de altura. Para llevar a cabo el ejercicio, los jugadores se alinean a través de la línea de base y corren a la línea de tiros libres, donde se inclinan hacia abajo para tocar la línea, a continuación, corren de nuevo a la línea de base. Ellos repiten el proceso hasta la línea de media cancha, luego a la línea de tiros libres hasta aquí, entonces, finalmente, ahora a la línea de base. Durante el ejercicio, los jugadores recorren una distancia de aproximadamente cinco veces la longitud de la cancha, mientras que también aceleran y desaceleran y hacen la mímica de juego con cambios bruscos de dirección.

Ejercicios de escalera para agilidad

Las escaleras de agilidad son unas de las herramientas más útiles en el arsenal de un entrenador de baloncesto para mejorar la velocidad de los pies, mostrando el resultado de fuerza y esfuerzo de torsión en las caderas y el centro durante el acondicionamiento de la pretemporada. En ejercicios de escalera de agilidad, un jugador se desplaza con una serie de giros y vueltas a través de un conjunto de cuerdas con forma de escalera, por lo general alrededor de 15 pies (4,5 m) de largo. Los jugadores avanzan a través de la escalera saltando hacia fuera con uno o dos pies, corriendo entre los peldaños de la misma y colocando uno o ambos pies dentro del cuadrado, o arrastrando uno o ambos pies fuera de la escalera.

Defensa a través de la repetición

Aprende a jugar a la defensiva con la postura adecuada, con las rodillas dobladas y los pies separados al ancho de hombros, un centro de gravedad bajo, la cabeza erguida y los brazos extendidos, requiere que un jugador repita en movimiento esa posición una y otra vez. Los entrenadores pueden simular la postura defensiva y el movimiento mediante el uso de un ejercicio de zigzag, donde un jugador alterna entre deslizarse por la cancha en una posición y correr en diagonal hasta la cancha, o un ejercicio de repiqueteo, donde los defensores mueven los pies hacia arriba y abajo con una postura defensiva durante un período determinado, hasta tres minutos. Para agregar una vuelta de tuerca al ejercicio de repiqueteo, un entrenador puede llamar a los jugadores a que hagan un desplazamiento defensivo en una dirección, o salten verticalmente desde su posición defensiva.

Disparar desde el cansancio

No es casualidad que muchos entrenadores de baloncesto esperen hasta después de sus más intensos ejercicios de acondicionamiento para agregar el trabajo de tiro en las prácticas. Realizar ejercicios de lanzamiento cuando los jugadores están más cansados ​​construye fuerza en las piernas, y la disciplina mental, que los jugadores necesitan al disparar los tiros finales de los partidos. En particular, practicar tiros libres bajo el cansancio simula la sensación de un tiro después de la tensión física de una falta, además de mejorar la concentración. Para llevar a cabo el ejercicio de tiros libres con cansancio, para a tres jugadores en una cesta, con un tirador, un reboteador y un jugador corriendo una vuelta alrededor de la cancha. Después de correr la vuelta, el jugador ya sin aliento girará a la línea de dos tiros libres, y finalmente girará a la posición de rebote. Continúa el ejercicio, mejor hacerlo al final de la práctica, o antes de un descanso en tu horario de práctica, durante 10 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por andrew reiner | Traducido por franco castro