Acné seco y escamoso

Cuando el acné se desarrolla en la piel seca, los propios granos son propensos a ser secos y escamosos. Esto puede hacer que la mala experiencia de tener acné sea aún peor. Tus brotes pueden picar, pelar y escamarse cuando trates de aplicar crema hidratante o maquillaje. Sin embargo, con algunos consejos para reducir la sequedad de la piel, debes estar en camino de lograr un cutis más suave.

Productos suaves

Si tu acné es seco y escamoso, trata de usar productos suaves para la piel. Los ingredientes irritantes en muchos productos de limpieza tales como el lauril sulfato de sodio, parabenos y fragancias pueden hacer que tu piel se inflame y empeorar tu acné seco. Usa un limpiador formulado para el acné en pieles sensibles y evita el peróxido de benzoilo si puedes hacerlo ya que resecará tu piel. Si después de la limpieza utilizas un tónico, busca uno que sea a base de agua para evitar la resequedad y descamación que uno a base de alcohol podría causar.

Medicamento contra el acné

La medicación para el acné a veces es necesaria para tratar el acné seco y escamoso. Después de visitar a tu dermatólogo, probablemente querrás obtener una receta para un medicamento que se adapte a la gravedad de los brotes de acné. Un retinoide o antibiótico tópico pueden ayudar al acné moderado. Sin embargo, si tu acné es grave con grandes quistes que se pelan y escaman regularmente, un medicamento oral como el Accutane puede servir. Sin embargo, ten en cuenta que este medicamento puede resecar la piel así que prepárate para hidratarla más profundamente.

Importancia de la humectación

Si tienes acné seco, lo más probable es que también tengas la piel seca. También es posible que tu acné seco y escamoso haya sido causado por los tratamientos del acné que estás utilizando. La aplicación de una crema hidratante libre de aceite cada vez que limpies tu piel te ayudará a mantener la humedad y evitar la descamación.

Cambios en tu estilo de vida

Cambiar la forma en que funcionas en tu vida diaria puede ayudarte a aliviar el acné seco y escamoso también. Por ejemplo, lávate la piel con agua tibia, no caliente. Esto evitará la tirantez y la picazón que pueden surgir de un lavado con agua caliente. Del mismo modo, usa un protector solar libre de aceite cada vez que salgas al exterior. El daño solar puede resecar tu piel aún más e incluso empeorar tu acné.

Exfoliación

Cuando tu piel y el acné es seco y escamoso, toda esa descamación puede obstruir los poros y causar nuevos brotes. Para combatir esto, utiliza un exfoliante suave por lo menos cada dos días para eliminar las células muertas de la piel y destapar los poros. Un tónico cítrico a base de agua funcionará igual que el exfoliante químico de ácido glicólico ocasional casero. Hagas lo que hagas, no frotes tu piel o tu acné seco y escamoso. Hacer esto estimulará aún más las bacterias en los poros y prolongará el proceso de curación.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por jane laury