Cómo hacer que el acné sea menos notorio

No hay razón para estresarse por el acné cuando encuentra un hogar en tu cara. La mayoría responde bien a medicamentos de venta libre o prescritos o incluso desaparecen por su cuenta. Mientras tanto, toma algunos pasos para hacer que esos bultos sean menos notorios. Compra unos cuantos productos de maquillaje diseñados especialmente para para una complexión grasa o con tendencia al acné y asegúrate de que coinciden con tu tono de piel. Aplícalos de la forma correcta para esconder fácilmente a tu acné mientras se cura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Crema hidratante libre de aceite
  • Corrector libre de aceite
  • Base
  • Brocha pequeña y esponjosa
  • Polvos
  • Brocha grande de maquillaje

Instrucciones

  1. Coloca una pequeña cantidad de crema hidratante libre de aceite en las puntas de tus dedos y aplícala en tu cara para aliviar la resequedad de los productos contra el acné que estés usando. Usa una crema hidratante dos veces al día después de limpiar tu piel para mantener a tu complexión luciendo suave y brillante y para que el acné sea menos notorio.

  2. Aplica una pequeña cantidad de corrector en la punta de tu dedo y da pequeños toques en las espinillas, una a la vez. Usa pequeñas pinceladas para aplicar y esparcir el corrector en cada imperfección. Elige un corrector libre de aceite que sea un tono más claro que tu base y que sea cremoso. Aplica también un poco de corrector en los lados de tu nariz para emparejar a la piel y esconder las sombras, tal como recomienda la maquilladora Patty Bunch.

  3. Aplica una base líquida o en crema a base de agua para emparejar tu tono de piel y cubrir las imperfecciones. Usa una brocha de maquillaje pequeña y esponjosa y aplica el maquillaje suavemente en movimientos circulares. Elige una base que coincida con tu tono de piel, que se sienta ligera y que esté formulada para minimizar la apariencia de los poros.

  4. Usa una brocha grande para polvos en un tubo de polvos translúcidos y sacude a la broche en el borde de tu lavabo para eliminar el exceso. Aplica suavemente los polvos sueltos en tu cara en movimientos circulares comenzando en la zona T y trabajando hacia afuera, hacia la línea del cabello y la barbilla. Busca ingredientes como dióxido de titanio, óxido de hierro y mica, los que reducen el enrojecimiento, absorben los aceites y curan las imperfecciones.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa finn | Traducido por ana maría guevara