Acné y decoloración en el rostro de un bebé

Cuando los padres primerizos notan bultos o decoloraciones en el rostro del bebé pueden alarmase. Sin embargo, no hay necesidad de preocuparse; los niños son propensos a las erupciones dérmicas. Si bien el acné puede estar presente desde el momento del nacimiento, en general aparece durante las primeras semanas de vida. Del mismo modo, muchos bebés nacen con decoloraciones en la piel en forma de áreas rojizas o rosadas, que por lo general desaparecen o se desvanecen durante el primer año de vida.

Información sobre el acné infantil

Aunque aún no se identificó una respuesta clara a la causa del acné infantil, los expertos de la Junta Asesora Médica de Baby Center creen que puede provenir de las hormonas adicionales que reciben los bebés por medio de sus madres durante el final del embarazo. El acné infantil puede aparecer en forma de pequeños puntos blancos, pápulas rojas o granos y puede estar acompañado de piel rojiza en las áreas circundantes. Los bebés suelen experimentar acné en las mejillas, la nariz y la frente y, en ocasiones, en la barbilla.

Información sobre decoloración de la piel

Según informan expertos médicos en el sitio web KidsHealth, las manchas de nacimiento de color rosa o rojo suelen aparecer en la nariz, los párpados o las cejas de los bebés, pero pueden ocurrir en cualquier parte de la piel. Estas áreas rojizas o rosadas en ocasiones de denominan parches de salmón y son muy comunes, sobre todo en bebés de tez blanca. Los bebés también pueden experimentar decoloración de la piel en forma de áreas moteadas o con manchas, las cuales provienen de la exposición al aire frío. Según el sitio web HealthyChildren.org, estas manchas desaparecerán si cubres al pequeño con una manta.

Más galerías de fotos



Escrito por carissa lawrence | Traducido por vanesa sedeño