El ácido en las naranjas

Las naranjas contienen ácido ascórbico, que también se conoce como vitamina C. Otros ácidos que se encuentran en las naranjas incluyen el ácido fólico, ácido pantoténico, ácido hidroxicinámico, ácido cítrico, ácido málico y ácido oxálico. Estos ácidos contribuyen al perfil nutricional de las naranjas.

Acido ascórbico

Tu cuerpo no almacena la vitamina C, por lo que tendrás que reemplazarla a diario. Comer una naranja te da la dosis recomendada de un día completo de vitamina C. El ácido ascórbico ayuda al crecimiento de células sanas para hacer la piel, vasos sanguíneos, músculos y cartílagos. Es esencial para la salud de los huesos y la cicatrización de los tejidos dañados. El ácido ascórbico ayuda a combatir las enfermedades cardíacas, el cáncer y la artritis. Si no obtienes suficiente vitamina C cada día, serás susceptible a la presión arterial alta, sangrado de las encías, la piel seca, moretones y placas en los vasos sanguíneos.

Acido fólico

El ácido fólico, más comúnmente conocido como vitamina B o ácido fólico, construye tus células y produce las células rojas de la sangre. También ayuda a prevenir derrames cerebrales, enfermedades del corazón y cáncer de colon. El ácido fólico es soluble en agua, lo que significa que tu cuerpo lo pierde cada día a través de la orina, por lo que debe ser sustituido por los alimentos que consumes. Durante el embarazo, es importante comer alimentos ricos en ácido fólico para prevenir defectos de nacimiento neurológicos y paladar hundido en los bebés.

Acido pantoténico

La vitamina B5, conocida como ácido pantoténico, ayuda al cuerpo a cambiar los carbohidratos que comes en la glucosa para obtener energía. Es necesario sustituir el ácido pantoténico todos los días. Es esencial para la función de la glándula suprarrenal, produciendo glóbulos rojos y manteniendo tu sistema digestivo saludable. Si no tomas suficiente ácido pantoténico, estarás cansado, deprimido, irritable y desarrollarás problemas respiratorios

Acido hidroxicinámico

Los ácidos hidroxicinámicos son fitoquímicos que ayudan a tu sistema inmune a luchar contra el cáncer y las enfermedades cardíacas. Puedes obtenerlo comiendo frutas cítricas, como naranjas, en tu dieta diaria.

Acido cítrico

El ácido cítrico, que se encuentra en todas las frutas cítricas, agrega el sabor ácido, limones, limas, pomelos y naranjas. El ácido cítrico se añade a otros alimentos, como los caramelos, refrescos y jugos, para que tengan un sabor agrio. Su calidad ácida lo hace útil como conservante de alimentos enlatados y para preservar carne. Otro uso para el ácido cítrico es como producto de limpieza.

Acido málico

Las naranjas, manzanas, ruibarbo, tomates, melocotones y cerezas son algunas de las frutas que contienen ácido málico. Los cristales de ácido málico se utilizan como condimento en el vino y también como conservantes para helados, jugos congelados, productos de panadería y conservas de frutas.

Oxálico

Las hojas de naranja contienen ácido oxálico. El exceso de ácido oxálico en el cuerpo contribuye al desarrollo de cálculos renales y biliares. El ácido se combina con el calcio y los metales del cuerpo para formar cristales. El ácido oxálico también retrasa la absorción de calcio en el cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curley | Traducido por susana lópez millot