El ácido gálico y sus usos

El ácido gálico es un ácido orgánico que se encuentra en alimentos como los arándanos (blueberries), manzanas, semillas de lino, hojas de té, corteza de roble, nueces y berros (watercress). Sus suplementos están disponibles en forma de cápsulas, ungüentos y extractos de líquidos, y se han utilizado tradicionalmente para tratar una variedad de dolencias. La forma y la dosis dependen de la edad del paciente y la condición que se está tratando. Los suplementos de ácido gálico, en general, son seguros, aunque pueden interferir con ciertos medicamentos para la presión arterial. Es importante consultar con un médico antes de usarlos para evitar posibles reacciones adversas y la interacción con drogas.

Cáncer

El ácido gálico extraído de las semillas de uva tiene la capacidad de inhibir el crecimiento de células con cáncer de próstata mediante la inducción de la muerte programada de las células en el laboratorio, de acuerdo con un estudio publicado en la edición de septiembre de 2009 de la revista "Pharmaceutical Research". Sin embargo, estos resultados no se han demostrado en casos clínicos reales y no deberían ser utilizados sin consultar con un médico.

Inflamación

Otro estudio publicado en la edición de marzo de 2006 de la revista "Toxicological Sciences", afirma que el ácido gálico posee propiedades antiinflamatorias significativas e impide la expresión de sustancias químicas inflamatorias como las citoquinas y las histaminas. Los investigadores del estudio afirman que el ácido gálico se puede utilizar para tratar enfermedades alérgicas inflamatorias. De todos modos, consulta con un médico antes de hacerlo para evitar complicaciones.

Actividad antioxidante

Algunos estudios en animales, como el publicado en la edición de mayo de 2010 del "Journal of Pharmacy and Pharmacology", indican que el ácido gálico exhibe una actividad antioxidante significativa y puede proteger al hígado de los efectos nocivos de los radicales libres que se forman como resultado de diversos procesos metabólicos en el cuerpo. Los radicales libres inestables pueden interactuar con el ADN y las proteínas de las células humanas, dañándolas. De cualquier manera, como en los otros casos, usa los suplementos de ácido gálico sólo bajo la supervisión de un médico.

Diabetes

El ácido gálico también puede beneficiar a los pacientes con diabetes mediante la activación de la liberación de insulina por las células pancreáticas, según un estudio publicado en la edición de enero de 2010 de la "Phytothreapy Research". Sin embargo, puede no sustituir a tus medicamentos para la diabetes. No lo uses sin consultar con tu médico.

Actividad anti-hongos

Los hongos, especialmente el Aspergillus flavus y el A. parasiticus, producen una toxina perjudicial conocida como la aflatoxina, que puede contaminar los alimentos, tales como las nueces (nuts), el maní, el maíz (corn), el trigo y la semilla de algodón. Sin embargo, el ácido gálico tiene la capacidad de inhibir las enzimas responsables de la producción de aflatoxinas de los hongos, según el U.S. Department of Agriculture; por esto, puede contribuir al desarrollo de una manera eco-amigable de hacer frente a las aflatoxinas. Pero lo mejor es consultar con un médico antes de usar el ácido gálico.

Más galerías de fotos



Escrito por shamala pulugurtha | Traducido por gloria soto