Ácido fólico y culturismo

El ácido fólico es una vitamina B que todos necesitamos. Debido a que era originalmente popular para la prevención de los defectos graves neurales, ha sido un requisito por la ley federal de los Estados Unidos para fortificar los alimentos desde 1988. Sin embargo, la popularidad del fármaco está irrumpiendo en nuevos horizontes, con el culturismo siendo su última conquista. Es necesario tener cuidado con la adopción de este fármaco en su papel recién descubierto.

Justificación para el uso de ácido fólico

El ácido fólico ayuda en la formación de ADN. Las proteínas proporcionan los bloques de construcción necesarios para construir la masa del cuerpo, pero sin ácido fólico, tu cuerpo no puede acceder a muchos de estos bloques de construcción de aminoácidos. Como una vitamina B, el ácido fólico es indispensable en muchos sistemas de enzimas que el cuerpo necesita para construir las proteínas muy necesarias. Aunque no es una enzima en sí, el ácido fólico apoya la función de las enzimas, un papel en la jerga médica llamada una coenzima. Esto explica por qué el ácido fólico es muy popular entre los culturistas.

Cómo funciona

El ácido fólico funciona con la vitamina B-12 para formar la hemoglobina en la sangre, entonces ayuda a tu cuerpo a construir nuevas células a partir de bloques de construcción de aminoácidos. Si fuera para formar sólo masa corporal, podrías convertirte en una masa de músculos flojos. Sin embargo, al ayudar a formar la hemoglobina, el ácido fólico le da mayor poder al llevar el oxígeno, que es indispensable para un rendimiento óptimo. Esta doble función hace del ácido fólico una parte importante en el proceso de culturismo.

Cuándo y cómo

En un artículo de junio de 2004 en la revista Sports Medicine, el investigador Charles Lambert y sus compañeros dieron directrices detalladas para ayudarte como un culturista. Dieron recomendaciones detalladas sobre lo que debes comer durante los períodos de dentro y fuera de temporada. El estudio hizo hincapié en que es necesario una dieta alta en proteínas durante los períodos de fuera de temporada y los períodos de pre-concurso. Su estudio sugiere que las dietas altas en proteínas construyen el músculo y queman grasa mediante la generación de más calor. El ácido fólico probablemente resulta muy útil en este momento para ayudarte a beneficiarte al máximo de la dieta alta en proteínas.

Necesidad de prudencia

Un estudio de noviembre de 2009 publicado en el Journal of the American Medical Association aumentó los temores de una relación entre el ácido fólico y el cáncer. Es posible que te engañes al consumir un exceso de ácido fólico en la premisa de que es una vitamina soluble en agua. Pero cuidado: el ácido fólico es una excepción. Aunque es soluble en agua, se almacena en el hígado, lo que te pone en riesgo de toxicidad si abusas. Siempre busca consejo médico antes de usar suplementos dietarios.

Más galerías de fotos



Escrito por solomon nwhator | Traducido por gabriela nungaray