Tés para la acidez

Todos hemos experimentado alguna vez un episodio de acidez, normalmente luego de comer comidas fritas o picantes. La acidez, o indigestión, es causada por el flujo retrógrado del ácido del estómago dentro del esófago, lo que produce una sensación de ardor en el pecho. Los síntomas de acidez se exacerban al inclinarse o recostarse. Discute el tratamiento de este problema con tu médico, especialmente si te ocurre más de dos veces a la semana o tienes dificultad para tragar. Se pueden conseguir varios medicamentos, pero pídele que te indique tés de hierbas calmantes que puedan ayudar a aliviar lo síntomas de acidez.

Jengibre

El jengibre es una antigua hierba con una larga historia de uso como especia y hierba medicinal. Su nombre proviene del sánscrito, que significa "raíz de cuerno" debido a su forma retorcida y enmarañada, y se usa para hacer tés de hierbas. El jengibre tiene una acción calmante que alivia el dolor de la acidez. AltMD recomienda hacer té de jengibre usando 2 cucharaditas de raíz recién rallada o en polvo en 1 taza de agua hirviendo; se puede tomar cada 2 horas y media. No tomes raíz de jengibre si estás embarazada o tomando píldoras de hierro, anticoagulantes o medicamentos para el corazón.

Semillas de hinojo

El hinojo, o Foeniculum vulgare, es pariente de la planta del apio y sus semillas color amarillo verdoso son usadas en la cocina y en preparaciones de hierbas. El hinojo crece en algunas zonas de Estados Unidos, Europa, Asia y Oriente Medio. Las semillas actúan como relajantes del músculo liso del tracto digestivo, aliviando los síntomas de acidez e indigestión. Según el University of Michigan Health System, un té hecho con 1/2 cucharadita de semillas de hinojo trituradas se puede tomar tres veces al día. No uses este té si tienes un cáncer sensible a estrógenos, como el cáncer de mama, o estás tomando antibióticos.

Filipéndula (meadowsweet)

La Filipéndula ulmaria, también llamada reina de la pradera o novia de la pradera. Sus racimos de pequeñas flores blancas se usan para hacer remedios de hierbas. Es beneficiosa para la acidez en dos formas; protege el revestimiento del estómago y el esófago disminuyendo la cantidad de ácdo y reduce la inflamación causada por este. David Hoffman, autor de "The Herbal Handbook" (El manual de las hierbas), afirma que la filipéndula se puede tomar tres veces al día y está hecha con 1 a 2 cucharaditas de flores desecadas en 1 taza de agua. No uses esta hierba si estás tomando anticoagulantes.

Menta piperita (peppermint)

La menta piperita es una hierba popular que se puede tomar como té para aliviar el dolor de la acidez y la indigestión. Esta hierba, un híbrido de la hierbabuena y la menta acuosa, es un hierba saborizante popular. Actúa calmando la irritación del músculo liso del sistema digestivo al disminuir la producción del ácido del estómago y aumenta la producción biliar, permitiendo que el alimento pase más rápidamente. Las hojas de menta pueden hacerse como té; el University of Maryland Medical Center sugiere 1 cucharadita de hojas secas en 1 taza de agua hirviendo. No dejes la menta al alcance de los niños y no la uses si estás embarazada o tienes cálculos en la vesícula.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn meininger | Traducido por paula santa cruz