¿Qué es el acesulfame de potasio?

El acesulfame de potasio es un edulcorante artificial utilizado en lugar del azúcar en los alimentos, bebidas, caramelos y goma de mascar. Está aprobado por la FDA y se divulga que es seguro. Es ampliamente utilizado en productos de dieta para proporcionar dulzura sin calorías.

Descripción y dulzura

El acesulfame de potasio, o acesulfamo K, es aproximadamente 200 veces más dulce que el azúcar común. Este ingrediente se combina a menudo con otros edulcorantes artificiales, tales como el aspartamo, para proveer un producto más dulce que si se utiliza solo. Es en realidad un tipo de sal de potasio. Cuando se utiliza como un edulcorante, no aporta calorías porque no se absorbe en el cuerpo, sino que se elimina por completo sin cambios. Se mantiene su estabilidad a altas temperaturas y se disuelve fácilmente.

Historia

De acuerdo con The Coca Cola Company, el acesulfame K fue descubierto en 1967. Fue aprobado por la FDA en 1988. A pesar de su aprobación, no se usó para endulzar refrescos hasta 1998. En 2003 fue aprobado como edulcorante de uso general en Estados Unidos. El acesulfame K tiene una historia más larga en otras partes del mundo, Europa comenzó a utilizarlo en 1983. Actualmente se utiliza en productos en 90 países de todo el mundo.

Marcas

El acesulfame K es comercializado principalmente bajo el nombre de marca Sunette. También se puede encontrar bajo el nombre Sweet One y Swiss Sweet, sobre todo en otros países. El acesulfame K se puede encontrar en otros artículos no alimentarios, como la pasta dental y los medicamentos.

Seguridad

Hay un debate en curso acerca de si los edulcorantes artificiales son seguros cuando se ingieren en el cuerpo humano. La FDA, la Organización Mundial de la Salud y otras organizaciones de todo el mundo han investigado la seguridad del acesulfame K y concluyeron que es seguro para el consumo. Esto incluye el consumo de niños, mujeres embarazadas y lactantes. El Instituto Nacional de Salud informó que no hubo aumento en el riesgo de cáncer cuando el ingrediente se ha probado en ratones.

Ingesta

Como con cualquier cosa, el acesulfamo K debe ser ingerido con moderación. La ingesta diaria admisible para este edulcorante es de 15 mg por kg. Los refrescos de dieta por lo general contienen 40 mg de acesulfamo K. Una persona que pesa 125 libras (65 kg) podría beber 20 refrescos todos los días y todavía estar dentro de la ingesta diaria aceptada para este ingrediente.

Consideraciones

Es posible experimentar sensibilidad al acesulfamo K y otros edulcorantes artificiales. Dado que el acesulfamo K está tan a menudo incluido con otros edulcorantes, es difícil determinar cuál está causando una reacción. Si experimentas dolores de cabeza, sensibilidad a la luz, trastornos digestivos o cualesquiera otras dolencias físicas, consulta a tu médico para el diagnóstico.

Más galerías de fotos



Escrito por amber canaan | Traducido por mariana van der groef