Acerca de las prostaglandinas

Las prostaglandinas son un tipo de hormona y tienen muchos efectos en el cuerpo. Hay más de una docena de diferentes tipos de prostaglandinas, cada una con su propia función fisiológica. No sólo están involucradas en la inflamación y la coagulación de la sangre, sino que también afectan los riñones y el tracto digestivo. Las prostaglandinas son un objetivo de algunos analgésicos, incluyendo la aspirina.

Historia

Las prostaglandinas fueron primeramente identificadas, según Virtual Chembook de Elmhurst, en semen humano en 1930 por el científico suizo Ulf von Euler. Este científico creyó, incorrectamente, que estos químicos sólo eran fabricados por la próstata y como resultado las llamó "prostaglandinas". No fue hasta mucho tiempo después que los investigadores descubrieron que muchos tejidos fabricaban prostaglandinas.

Estructura

Las prostaglandinas son ácidos carboxílicos, explica Virtual Chembook de Elmhurst, lo que significa que están hechas de una cadena principal de carbonos con un grupo de carboxílicos en uno de los extremos. Estos compuestos tienen uno o más enlaces dobles de carbono-carbono, lo que significa que su estructura química tiene curvas ocasionales. Las prostaglandinas están hechas de un compuesto que ocurre de forma natural llamado "ácido araquidónico".

Inflamación y fiebre

Las prostaglandinas son un químico importante en la respuesta inflamatoria del cuerpo, explica Dispirin. Cuando el tejido dentro del cuerpo es dañado, los glóbulos blancos acuden al lugar de la lesión y liberan varias prostaglandinas diferentes. Éstas pueden estimular la producción de un químico llamado "bradiquinina", que es responsable de la generación de la señal de dolor. Las prostaglandinas también sensibilizan los vasos sanguíneos a un químico llamado "histamina" que causa que éstos se dilaten, lo que lleva al enrojecimiento y la inflamación. Las prostaglandinas también son necesarias para la generación de fiebre. Estos químicos, que son segregados en respuesta a un infección, actúan sobre el hipotálamo, que controla la temperatura del cuerpo. Cuando es estimulado por las prostaglandinas, el hipotálamo eleva la temperatura de todo el cuerpo, causando fiebre.

Otros efectos

Las prostaglandinas también tienen otros roles dentro del cuerpo, explica Virtual Chembook de Elmhurst. Un tipo de prostaglandina, llamada "tromboxano" es importante para la formación de coágulos de sangre. El tromboxano hace que los vasos sanguíneos se hagan más angostos y también causa que las plaquetas se unan, lo que ayuda a iniciar el proceso de coagulación. Algunas prostaglandinas inducen el parto durante el embarazo; las versiones sintéticas de éstas se pueden utilizar para estimular a una mujer embarazada a iniciar el trabajo de parto. Las prostaglandinas también pueden aumentar el flujo de sangre a los riñones o inhibir la producción ácida en el estómago.

Alivio de dolor

La aspirina y otros analgésicos, como el acetaminofeno y los inhibidores de COX-2, funcionan interfiriendo con la síntesis de prostaglandinas. Estos medicamentos bloquean la enzima ciclooxigenasa, que es esencial para la producción de prostaglandinas. El bloqueo de prostaglandinas funciona así para ayudar a reducir la inflamación, el dolor y la fiebre.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por aldana avale