Acerca de las extensiones de cabello

Las extensiones de cabello son una forma popular para cambiar tu peinado sin cambiar drásticamente el corte y el estilo del mismo. Entrelazar las extensiones con el cabello puede darte más volumen, longitud y un color uniforme, por lo que es una buena manera de cambiar temporalmente su aspecto. Las extensiones de cabello pueden ser usadas ​​durante meses o ser colocadas y con bastante rapidez para un cambio rápido en la apariencia. Una mujer que está pensando en agregarse extensiones debería entender más acerca de la historia, los materiales y la aplicación de este accesorio para el pelo.

Historia

Desde los tiempos del antiguo Egipto, las mujeres y los hombres han utilizado extensiones en sus cabellos para darle un aspecto más elaborado. Las pelucas de todos los tamaños y formas estaban en boga a finales del siglo XVII. Las extensiones de cabello, es decir, las que se cosen a lo largo del cuero cabelludo del usuario, no se hicieron populares hasta la década de 1950. Incluso entonces, sólo las celebridades las utilizaban. Llegaron a ser más utilizadas en la era disco del cabello largo de la década de 1970 y han sido un elemento básico en la belleza y el glamour desde entonces.

Tipos

Las extensiones de cabello vienen en diferentes materiales con diferentes precios y métodos de aplicación. Las sintéticas que se hacen de una de fibra fina de plástico funcionan mejor para los estilos que serán trenzados, enrollados o curvados. Estas mantienen bien la forma y son perfectas para los estilos elaborados. El cabello natural es mejor para los estilos que están destinados a ser largos y fluidos, ya que parecen más naturales. El cabello sintético se ve notablemente diferente cuando está plano, por lo que es mejor para un cabello con estilo.

Aplicación

Las extensiones de cabello se aplican en uno o dos métodos. El primero utiliza trenzas apretadas que son entrelazadas a lo largo del cuero cabelludo del cabello del usuario. Una vez que las trenzas se han completado, se cosen en el armazón de las trenzas para asegurarlas. Este es un proceso largo, a menudo lleva varias horas en completarse, y a algunos les resulta doloroso, ya que hay que jalar del cabello que se coloca en el cuero cabelludo. También puedes unirlas a tu cabello existente. Es un proceso más caro, pero algunos piensan que es preferible, ya que toma menos tiempo y es menos doloroso. Al unirlas, los tejidos de pelo se pegan entre sí usando un pegamento de unión especial que se aplica con moderación cerca del cuero cabelludo.

Cuidado

Cuando tienes una extensión de cabello, debes cuidarla como lo harías con tu cabello natural. Puedes notar que tus extensiones pueden ser frágiles. La Dra. Susan Taylor de brownskin.net explica que esto se debe a que el tejido no recibe ninguno de los aceites nutritivos del cuero cabelludo como lo haría el cabello natural. Lava y acondiciona tus extensiones para que queden suaves. Estilízalas con los productos que sueles usar con el cabello natural, recordando que debes tratarlas con cuidado. No utilices herramientas calientes sobre el cabello dos días seguidos. Con el pelo sintético, evita el calor por completo, ya que se puede dañar.

Extracción

Una buena extensión de cabello durará unos dos meses, siempre y cuando esté aplicada correctamente. No trates de retirarla tú misma. En su lugar, vuelve a la peluquería en la que fue colocada para que te la retiren profesionalmente. Si tuviera una cinta cosida en las extensiones, debes sentarte mientras cada extensión se retira y desenlaza. Una una extensión consolidada, tendrás que colocarte un removedor de adhesivo en el cabello. Ambos métodos pueden ser perjudiciales para el cabello a través del proceso de eliminación, por eso debes ir como un profesional para que haga el trabajo por ti.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por martín giovana