Acerca de la carnosina

La carnosina, también conocida como beta-alanil-L-histidina, es un dipéptido natural que se encuentra en gran cantidad en el músculo y el tejido cerebral. La evidencia de los experimentos sugiere que la carnosina es un recolector de basura celular, inhibiendo la oxidación y glicación, así como recolectando los ácidos, aldehídos y metales pesados.

Acciones de la carnosina

Los efectos de la carnosina en el cuerpo aún no se entienden completamente. Se ha demostrado que la carnosina actúa como un amortiguador para los ácidos y como un antioxidante, previniendo el daño celular de estas fuentes. Las altas concentraciones de metales como el zinc y el cobre pueden causar daños dentro de una célula; la carnosina elimina el exceso de metales por quelación o envolviéndose alrededor de ellos. De acuerdo con un artículo de 2009 en Advances in Food and Nutrition Research, estudios recientes sugieren que la carnosina también puede inhibir el daño a las proteínas y el ADN causado por la adición inadecuada de azúcares o grupos carbonilo.

Resistencia y actividad anti envejecimiento

La debilidad muscular y el envejecimiento son causados ​​por la acumulación de desechos, el daño a las proteínas y el ADN dentro de una célula. Al actuar para evitar este daño y estimular la reparación de los daños existentes, la carnosina mejora la resistencia en las actividades de fuerza y puede retrasar el deterioro relacionado con la edad.

Carnosina de las proteínas y el ejercicio

La carnosina se sintetiza en los músculos de la beta-alanina y L-histidina. La carnosina es rápidamente absorbida por la sangre, pero se forma poca en los músculos intactos. Los músculos de contracción rápida, o los que participan en la generación de fuerza, sintetizan una mayor cantidad de carnosina que los músculos de contracción lenta, o los que participan en la resistencia. Una dieta alta en proteínas y ejercicios de entrenamiento de fuerza aumentan el contenido de carnosina en el tejido muscular.

Aumentando el nivel de carnosina

La principal manera de aumentar la concentración de carnosina en tu cuerpo es a través de la suplementación con beta-alanina, un aminoácido no esencial y componente de la carnosina. Una dosis de más de 800 mg puede causar enrojecimiento o una sensación de hormigueo en la piel. Una formula de liberación prolongada de beta-alanina puede aliviar este efecto secundario. La dosis diaria oscila entre 4,8 y 6,4 g, y debe continuarse durante al menos cuatro semanas para obtener el beneficio máximo, según W. Derave del Department of Movement and Sports Sciences de Ghent University en Bélgica.

Más galerías de fotos



Escrito por chris daniels | Traducido por maria del rocio canales