¿Se acelera el crecimiento de los bebés a las cuatro semanas de edad?

Durante el primer año de vida, tu bebé probablemente triplique su peso de recién nacido y crezca aproximadamente 8 pulgadas. Sin embargo, la mayor parte de este crecimiento no se dará de forma lenta y sostenida; la mayoría de los bebés experimentan una aceleración de crecimiento durante la cual crecen mucho en poco tiempo. Aunque cada bebés es diferente, hay ciertas edades en las cuales los bebés parecen pasar por aceleres de crecimiento. Uno de estos aceleres comunes del crecimiento ocurre aproximadamente a las cuatro semanas de edad.

Acerca del crecimiento acelerado de las cuatro semanas

El estirón de las cuatro semanas no es el primero por el cual pasará. De acuerdo con la consultora en lactancia Kelly Bonyata, la mayoría de los bebés han tenido varios estirones o aceleres en crecimiento para cuando llegan a las cuatro semanas, incluyendo uno entre los siete y 10 días y uno entre las dos y tres semanas. Sin embrago, el estirón de las cuatro semanas puede ser especialmente difícil para los padres primerizos ya que a menudo ocurre después de que tu bebé parece estar acoplándose a un horario diferente a aquel de que tenía durante los primeros días de nacido. Aunque todavía no esté durmiendo toda la noche, puede estar comiendo un poco menos frecuentemente en comparación con sus primeros días, por lo que te podrá sorprender que de repente quiera comer todo el tiempo durante el estirón en crecimiento.

Síntomas de un estirón

Durante el estirón de las cuatro semanas tu bebé probablemente querrá comer con mucho más frecuencia. Podría también dormir más y por periodos más largos. Al estar despierto, podría estar más exigente de lo normal y será difícil consolarlo. Podrías también observar la causa de estos síntomas: de acuerdo con un estudio por Michelle Lampl de la Emory University, tu bebé puede subir tanto como 3 onzas en 24 horas.

Consideraciones para los bebés que se amamantan

El bebé que amamantas podría parecer más inquieto durante un estirón pero eso no quiere decir que tenga hambre y que agregues fórmula aparte de tu propia leche. La leche de tus senos funciona bajo el principio de la oferta y la demanda, por lo que, conforme tu bebé quiera comer, tu cuerpo producirá más leche para cubrir su demanda. Si alimentas a tu bebé cada vez que lo exija durante un estirón, tu cuerpo entonces producirá más leche para satisfacer su necesidad. Tu creciente suministro de leche podría hacer que te de más hambre y sed, así que debes comer también lo suficiente para satisfacer tus propias necesidades. Si tu bebé continúa algo exigente después de algunos días o una semana o si comienza a perder peso, habla con un consultor de lactancia certificado acerca de la situación.

Consideraciones para los bebés tomando fórmula

Los bebés que se alimentan con fórmula necesitan comer bajo demanda así como los que se amamantan especialmente durante la etapa de recién nacidos. Durante el estirón de las cuatro semanas, tu bebé probablemente quiera comer con más frecuencia a la normal. Con un bebé alimentándose con fórmula, es importante que distingas entre el llorar de hambre u otros tipos de llorar, ya que, a diferencia de los bebés que se amamantan, es posible que estés sobre alimentando al bebé con fórmula. Si tu bebé tiene hambre, exhibirá otras indicaciones como el mover su cabeza de lado a lado, abrir la boca, y tronar los labios. Durante el estirón, pon mucha atención a las señales del bebé y no demores sus comidas basada en el reloj.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa baker | Traducido por glen boyd