Aceite de pescado y la pérdida de cabello

A medida que envejeces, cierta pérdida de cabello puede ser inevitable. Cuánto cabello pierdes puede tener un componente genético. Sin embargo, los factores dietéticos y nutricionales, incluyendo los ácidos grasos omega-3 del aceite de pescado, pueden influir en tu salud general y la salud de tu piel, cuero cabelludo y folículos, que pueden, a su vez, mejorar la salud de tu cabello. No puedes prevenir totalmente la pérdida de cabello, pero puedes hacer más saludable el cabello que tienes.

Causas de la pérdida de cabello

Las principales causas de la pérdida de cabello incluyen las alopecias cicatriciales y no cicatriciales y la alopecia androgénica. La alopecia no cicatricial es reversible y se caracteriza por inflamación, pérdida de cabello por todas partes, incluyendo las pestañas, las cejas y el área púbica, una línea de cabello en retroceso, y un cuero cabelludo suave. La alopecia cicatricial se produce sólo en determinadas zonas, y se caracteriza por lesiones, anormalidades violáceas de la piel, inflamación en el borde de la lesión y destrucción y pérdida de los folículos pilosos. La causa más común de pérdida de cabello es la alopecia androgénica, que también se llama calvicie masculina. Es causada por un andrógeno llamado dihidrotestosterona que parece contribuir con la inflamación del folículo piloso. Afecta a casi la mitad de los hombres de 50 años de edad. También afecta a algunas mujeres, provocando un adelgazamiento del cabello en todo el cuero cabelludo. Los trastornos del tallo del cabello, por lo general asociados con anomalías hereditarias, pueden también resultar de ciertas enfermedades o excesivo procesamiento de cabello.

Efectos del Omega 3

El aceite de pescado contiene ácidos grasos omega 3 esenciales que contribuyen a la función cerebral, crecimiento y desarrollo, así como el mantenimiento y la reparación celular. Estimulan la piel y el crecimiento del cabello y del folículo. Los ácidos grasos omega 3 contribuyen directamente a mantener tanto la integridad como la permeabilidad de las membranas celulares, lo que permite el paso de compuestos esenciales a la célula. Los ácidos grasos omega 3 también funcionan como poderosos antioxidantes que reducen el efecto destructivo que los radicales libres causan a las membranas celulares, las mitocondrias, plantas de energía de las células, y los folículos. Además, los ácidos grasos omega 3 del pescado promueven los procesos antiinflamatorios del sistema inmune, y por lo tanto, reducen la inflamación que puede contribuir a la pérdida de cabello. Aunque las investigaciones actuales no demuestran que el aceite de pescado prevenga la pérdida de cabello, los ácidos grasos omega 3 mejoran la piel y la salud del cuero cabelludo, lo que reduce la descamación y la sequedad. La Universidad de Maryland Medical Center aconseja que incluyas antioxidantes en tu dieta y consideres el uso de suplementos de omega 3, como el aceite de pescado para ayudar a reducir los síntomas de los trastornos del cabello.

Dosificación

Si comes pescado al menos dos veces a la semana en tu dieta, probablemente ya tienes los ácidos grasos omega 3 suficientes, sugiere la Universidad de Maryland Medical Center. Si no lo haces, entonces considera la suplementación. La FDA no ofrece recomendaciones para la cantidad mínima diaria de ácidos grasos omega-3, pero el Instituto DHA-EPA Omega-3 aconseja que los hombres adultos tomen al menos 1,6 g y las mujeres 1,1 g de ácidos grasos omega 3. Las cápsulas de aceite de pescado varían en la cantidad de ácidos grasos omega-3 que contienen, las regulares contienen alrededor de 300 mg de una combinación de EPA y DHA, los dos ácidos grasos esenciales contenidos en el aceite de pescado.

Precaución

El aceite de pescado puede interactuar con medicamentos o complicar ciertas condiciones médicas. Por ejemplo, puede reducir la glucosa en personas con diabetes tipo 2, sobre todo aquellos que toman medicamentos que afectan la insulina. El aceite de pescado también adelgaza la sangre y puede conducir a un sangrado excesivo, hinchazón o hematomas si se toma con anticoagulantes. Siempre consulta a tu médico antes de consumir aceite de pescado.

Más galerías de fotos



Escrito por jon williams | Traducido por leticia albarran