¿El aceite de pescado puede mejorar tu visión?

Los médicos recomiendan con frecuencia el aceite de pescado, una buena fuente de omega 3, para ayudar a tratar o a prevenir una serie de condiciones de la salud, como por ejemplo los niveles elevados de colesterol. Tu médico puede recomendar que comas pescados ricos en omega 3 como salmón o lenguado, o puede darte una dosis de cápsulas de aceite de pescado. En relación a la visión, el pescado no tiene un impacto directo sobre la vista. Sin embargo, podría jugar un papel en determinadas condiciones que podrían conducir a problemas relacionados con la visión.

Ojos secos

Los ojos secos se producen por una mala calidad o una cantidad inadecuada de película lagrimal en la superficie de tus ojos. Esta condición puede provocar síntomas como la sensación de que algo te raspa, como si tuvieras una basura en el ojo. Puedes tener ocasionalmente visión borrosa, pero, en muchos casos, con solo parpadear ayudarás a humedecer la superficie del ojo y a restaurar la visión. Además de estos síntomas, los ojos secos pueden inflamar la conjuntiva, el área blanca de tu ojo, provocando enrojecimiento. Esta inflamación puede irritar aún más los ojos y contribuir a períodos de visión borrosa. Los ácidos omega 3 que se hallan en el aceite de pescado podrían ayudar a reducir la inflamación relacionada con los ojos secos y, con el transcurso del tiempo, esto podría ayudar a mejorar los síntomas y a prevenir los episodios de la visión borrosa.

Presión en los ojos

Tus ojos necesitan presión para ayudar a mantener su forma redonda, pero el líquido que se encuentra en la porción delantera de tus ojos, llamado humor acuoso, también nutre los tejidos de esa área. Bajo circunstancias normales, el humor acuoso entra y sale de tu ojo a la misma velocidad, dejando la presión del ojo constante. Sin embargo, si el sistema de drenaje no funciona adecuadamente, esto podría resultar en una acumulación de humor acuoso que incrementará la presión del ojo. Con el transcurso del tiempo, una presión intraocular elevada dañará tus ojos, resultando en una pérdida de la visión permanente. El omega3, tal como se lo halla en el aceite de pescado, podría ayudar a mejorar la salida del humor acuoso, y esto puede evitar la alta presión y resultar en cambios en la visión.

Retinopatía diabética

Si sufres de diabetes, tienes un alto riesgo de padecer de problemas en los ojos como la retinopatía diabética. Esta condición involucra a los vasos sanguíneos de la retina, una fina capa de tejido que cubre la parte trasera del ojo. Las células de la retina recaban información visual que, a través del proceso de la visión, la interpreta el cerebro como una imagen. En la retinopatía diabética, comienzan a formarse vasos anormales, débiles, en la retina, que, debido a su fragilidad, se pueden romper, y sangrar. El tratamiento con inyecciones esteroides o procedimientos con láser puede ayudar a detener la hemorragia y prevenir futuros daños en el tejido. En algunos casos. la retinopatía podría resultar en la pérdida permanente de la visión. En un informe de 2007, los National Institutes of Health anunciaron que el omega 3 podría ayudar a prevenir esta condición potencialmente amenazadora para la vista.

Consideraciones

No debes tomar suplementos de aceite de pescado sin consultar primero a tu médico. El omega 3 puede interferir con otros remedios o tener un efecto sobre determinadas condiciones de la salud. Tu médico puede ayudarte a determinar si debes usar aceite de pescado u otros suplementos, así como también cuál sería una dosis segura.

Más galerías de fotos



Escrito por kate beck | Traducido por irene cudich