¿El aceite de pescado puede aumentar tu olor corporal?

El aceite de pescado es una excelente fuente de ácidos omega-3 eicosapentaenoico, o EPA, y el ácido docosahexaenoico, o DHA, los cuales son asociados con varios beneficios para la salud. En la nutrición y la medicina natural, los profesionales recomiendan ampliamente los suplementos de aceite de pescado para tratar y prevenir las enfermedades comunes. Aunque generalmente es seguro cuando se utiliza en dosis moderadas, el aceite de pescado puede causar varios efectos secundarios desagradables, incluyendo el aumento del olor corporal.

Beneficios

El aceite de pescado proporciona varios beneficios para la salud debido a su alta concentración de DHA y EPA. El University of Maryland Medical Center, o UMMC, toma nota de que estos compuestos tienen efectos anti-inflamatorios y promueven la salud cardiovascular. El DHA y el EPA pueden reducir los niveles de triglicéridos, disminuyendo así el riesgo de padecer enfermedades del corazón. Los suplementos de aceite de pescado pueden ayudar a prevenir las enfermedades neurológicas y la degeneración muscular relacionada con la edad.

Efectos secundarios

El olor corporal es un efecto secundario común asociado con el aceite de pescado. Según el National Institutes of Health, o NIH, las quejas más comunes entre los usuarios de aceite de pescado incluyen náuseas, eructos y reflujo ácido. Este reflujo de pescado puede provocar halitosis o mal aliento. En grandes dosis, las impurezas en el suplemento pueden desencadenar un penetrante olor corporal a pescado. Los usuarios de aceite de pescado pueden experimentar un sudor más maloliente. Algunas personas pueden incluso dejar de usar el suplemento debido a estos embarazosos efectos secundarios.

Presentación

El aceite de pescado está disponible en varias formas, y algunas pueden ser más propensas que otras a causar olor corporal. El aceite de pescado líquido sin purificar a menudo tiene un olor fuerte similar al marisco podrido. Otros suplementos de aceite de pescado líquido se destilan para eliminar las impurezas de mal olor, pero aún provocan náuseas y reflujo con olor a pescado. El aceite de pescado se vende más comúnmente en forma de cápsulas, las cuales varían en su potencia y pureza. Otros fabricantes venden cápsulas de aceite de pescado con cubierta gastrorresistente, que se disuelven en los intestinos en lugar del estómago o el esófago, para evitar gases o cualquier otra molestia.

Prevención / Solución

Varios remedios pueden reducir el olor causado como efecto secundario asociado con el consumo de aceite de pescado. El NIH recomienda a los pacientes congelar las cápsulas de aceite de pescado y tomarlas con los alimentos para reducir el reflujo, los eructos y la halitosis. El UMMC reconoce que los suplementos de aceite de pescado con cubierta gastrorresistente puede tener menos efectos secundarios desagradables que las alternativas no recubiertas. Consulta a tu médico si experimentas efectos secundarios persistentes con el consumo de aceite de pescado.

Advertencias

El aceite de pescado es raramente asociado con efectos secundarios graves, pero sería prudente preguntar a tu médico antes de usarlo si tienes una condición médica. El NIH indica que el aceite de pescado puede empeorar los síntomas de la enfermedad del hígado, el trastorno bipolar, la diabetes y el VIH / SIDA. Los suplementos de aceite de pescado también pueden desencadenar arritmias cardiacas en personas con desfibriladores implantados. Como medida de precaución, coméntale a tu médico acerca de los medicamentos y suplementos que estás tomando.

Más galerías de fotos



Escrito por juniper russo | Traducido por anibal julian barbosa