El aceite de orégano para la infección por hongos

El aceite esencial de orégano, también conocido como aceite de orégano, es destilado al vapor de las hojas de la planta de orégano. El líquido terroso y aromático contiene las propiedades de alta concentración de la hierba del orégano. El aceite de orégano no se utiliza para dar sabor a la cocina italiana, sino más bien como un antifúngico, antibacteriano, antiparasitario contra todo, desde la salmonela en el mostrador de la cocina a los piojos en el cuero cabelludo. El aceite de orégano puede resultar eficaz para el tratamiento de las infecciones por hongos, pero siempre consulta con tu médico antes de usarlo.

Tipos de infecciones fúngicas

Las infecciones por hongos son feas y con frecuencia causan malestar, pero rara vez amenazan tu salud de una manera seria. El pie de atleta aparece no sólo entre los dedos de los pies, a veces también en otras áreas de los pies. Un tipo diferente de infección, también por hongos en la naturaleza, provoca decoloración en las uñas, fragilidad y la separación de la uña. La tiña inguinal infame aflige a la zona de la ingle o la parte superior de los muslos. El tipo de infección por hongos conocida como Cándida se presenta como la dermatitis del pañal o candidiasis en los bebés y las infecciones por levaduras en las adolescentes y mujeres adultas. La tiña es un tipo de erupción en la piel que es una infección por hongos. Además de en tus extremidades y el torso, este tipo de hongo también puede aparecer en el cuero cabelludo o las uñas.

Aceite de orégano

La aromaterapeuta Jeanne Rose señala que los curanderos experimentados preparan medicinas internas con aceite de orégano para la gripe, las infecciones bacterianas y la menstruación abundante. Con más frecuencia, el aceite de orégano se aplica externamente, siempre de una forma muy diluida, para no irritar la piel. Rose recomienda su uso tópico para una amplia gama de infecciones fúngicas, así como para los piojos de la cabeza, la sarna e incluso la celulitis y como un inhalante para la bronquitis y otras enfermedades respiratorias. De acuerdo con Drugs.com, el aceite de orégano contiene 71 por ciento de los compuestos antisépticos conocidos como fenoles, incluyendo timol y carvacrol.

Uso interno

De acuerdo con la New York University Langone Medical Center, el uso del aceite de orégano experimentó un repunte en la década de 1990, cuando los defensores de una teoría sobre la cándida propusieron el aceite de orégano como curativa. La teoría sobre las infecciones por hongos candida postula que no sólo afecta a las personas a través de la picazón y la irritación externa, existe internamente también. Las infecciones por levaduras internas causan reacciones alérgicas pero no explicadas anteriormente, tales como dolores de cabeza y fatiga, de acuerdo con la teoría. Las infecciones por hongos son a veces propuestas como la principal causa de otras enfermedades, que van desde el asma hasta la artritis, señala el centro médico. Debido a que el aceite de orégano ya era un antifúngico conocido, los productos que contienen el aceite esencial proliferaron para uso interno. Pero NYU Langone Medical Center advierte que ninguna investigación de renombre existe en la actualidad para mostrar que el aceite de orégano u otros antifúngicos naturales conocidos, pueden tratar estas enfermedades.

uso externo

Debido a que el aceite de orégano está vinculado a la promoción de la menstruación, las mujeres embarazadas deben evitar el uso de aceite de orégano en cualquier forma, anota Roberta Wilson, autora de Aaromatherapy. Para el tratamiento de las infecciones por hongos externos, Wilson sugiere que se utilice una fórmula de 1 gota de aceite de orégano por 1 oz de aceite portador como el aceite de oliva o aceite de almendras dulces. Aplica la fórmula para las uñas, cuero cabelludo, la piel o donde aparezca la infección por hongos. Debido a que el aceite es tan potente, pregúntale a tu médico antes de usar el aceite de orégano en la piel, especialmente cerca del área genital para problemas tales como la tiña inguinal, infecciones por hongos o dermatitis del pañal.

Más galerías de fotos



Escrito por ellen douglas | Traducido por gabriela nungaray