El aceite de orégano y el hígado

Tu hígado es uno de los órganos más grandes y más importantes de tu cuerpo, de acuerdo al Ohio State University Medical Center. La inflamación de hígado, que también se conoce como hepatitis puede occurrir por varias razones. Las enfermedades del hígado pueden poner en riesgo tu vida. Aunque el aceite de orégano tiene ciertas propiedades medicinales, no hay indicación de que esta sustancia herbal tenga un papel en la salud de tu hígado. Habla con tu médico antes de tratar tu condición con productos herbales.

Inflamación del hígado

Las condiciones que pueden causar la inflamación del hígado incluyen las infecciones virales y bacterianas, los parásitos y la consumición de un exceso de medicamentos, incluyendo el acetaminophen. Si comes hongos venosos o consumes alcohol en exceso puedes dañar a tu hígado. Los desórdenes autoinmunes y la enfermedad de los intestinos inflamados pueden también amenazar la salud de tu hígado. Los síntomas de la inflamación incluyen la fatiga, la ictericia, la pérdida del apetito, la fiebre, la pérdida de peso, las náuseas, el picor y los dolores abdominales. Un desorden del hígado puede ser la causa de que las heces tengan colores atípicos y la orina sea oscura.

Aceite de orégano

El orégano es una hierba común que tiene una larga historia de usos medicinales, incluyendo el tratamiento de las picaduras de las arañas, las mordeduras de las víboras y los problemas respiratorios. Esta hierba crece en elevaciones salvajes de muchos de los países mediterráneos. Alguna gente usa al aceite de orégano para tratar las infecciones vaginales, aunque se necesitan más investigaciones para determinar sus beneficios y riesgos. El aceite de orégano contiene antioxidantes, aunque esas sustancias no necesariamente proveen beneficios para la salud, de acuerdo al NYU Langone Medical Center.

Las hierbas

Aunque el aceite de orégano no tenga propiedades medicinales que afecten la salud del hígado, otras hierbas son un peligro para este órgano. Las que son peligrosas incluyen a la kava, consuelda, efedra, chaparral y cascara. Las hierbas y los suplementos que tienen la reputación de tratar los desórdenes incluyen al ginseng americano, al diente de león, al cardo de leche, el té verde, la semilla de perejil, la semilla de uvas, el milenrama y la cúrcuma, de acuerdo al University of Maryland Medical Center, aunque no recomienda tomar a estas hierbas como tratamiento para el hígado.

Precauciones

El aceite de orégano no es un remedio estándar para los desórdenes del hígado. Aunque es una hierba segura para la mayoría de la gente, el aceite esencial de hierbas puede ser tóxico o causar reacciones alérgicas. Las hierbas y otros suplementos pueden interactuar con algunos medicamentos, por lo tanto es muy importante que hables con tu médico antes de consumir estos productos, especialmente si tienes problemas de hígado o cualquier otra condición seria.

Más galerías de fotos



Escrito por piper li | Traducido por adriana de marco