El aceite de oliva y las infecciones del oído

Las infecciones del oído, una condición común de la salud que les sucede periódicamente a los adultos y a los niños, por lo general ocasiona varios síntomas dolorosos, incluyendo el dolor de oídos. En determinadas circunstancias, puedes usar aceite de oliva como un remedio auto-medicado para aliviar alguno de esos molestos síntomas, pero el tratamiento casero con este aceite que está tan a mano no es apropiado para todos los tipos de infecciones del oído, de manera que siempre debes consultar a tu médico antes de usarlo.

Antecedentes

Las infecciones en el oído pueden ocurrir en el oído medio o en el oído externo. Las infecciones del oído medio, también llamadas otitis media, son muy comunes en los bebés y en los niños y generalmente son la consecuencia de una inflamación por un resfriado o relacionado con un alergia que tapa las trompas de Eustaquio y conduce a la acumulación de líquido en el oído medio. Las infecciones del oído externo, también llamadas otitis externa, se desarrollan cuando proliferan las bacterias en tu canal auditivo, con frecuencia como resultado de agua atrapada o de una herida en la piel que reviste el canal auditivo.

Infecciones en el oído medio

El aceite de oliva tibio instilado en el oído afectado por lo general ayuda a reducir el dolor que produce una infección en el oído medio, dice el Dr. William Sears, pediatra y co-autor de "The Portable Pediatrician". Cuando el aceite hace contacto con el tímpano inflamado, tiene un efecto calmante sobre el tejido inflamado y tirante, pudiendo aliviar el dolor. Los síntomas de una infección del oído medio generalmente aparecen después de un resfriado y pueden incluir dolor de oídos, irritabilidad, llanto, tirarse de las orejas, fatiga y fiebre. Para usar este remedio casero, instila varias gotas de aceite de oliva a temperatura del cuerpo dentro del canal auditivo del oído afectado y luego aplica compresas tibias y, de ser necesario, continúa con analgésicos orales de venta libre.

Infecciones del oído externo

Las infecciones del oído externo pueden incluir enrojecimiento, picazón, hinchazón y dolor, particularmente al tirar del lóbulo de la oreja. Si bien, por lo general, el aceite de oliva no ayuda en este tipo de infecciones, sí puede ayudar a prevenirlas, dice el Dr. Greg Stewart, médico de familia y co-autor de "Do I Need to See the Doctor?". Instilar dos o tres gotas de aceite de oliva en cada canal auditivo justo antes de ir a nadar ayuda a lubricar el tejido que recubre este canal y podría ayudar a evitar que el agua quede atrapada allí. El aceite de oliva también ayuda a prevenir la acumulación excesiva de cera, que podría evitar que el agua drene de tu canal auditivo, causándote finalmente una infección.

Advertencias

Debes consultar con tu médico antes de colocar aceite de oliva dentro del canal auditivo de una persona que padece de una infección en el oído, especialmente si se trata de un niño pequeño. Una vez que has entibiado el aceite, usa un termómetro para asegurarte de que está a temperatura corporal para reducir al mínimo las posibilidades de quemar accidentalmente el delicado tejido del canal auditivo. El uso del aceite de oliva o de otras gotas para los oídos no son apropiados para su uso en personas que tienen tubos en el oído o que pudieran tener ruptura de tímpano, una condición generalmente acompañad de supuración y dolor severo. No esperes que el aceite de oliva solo cure las infecciones del oído: si sospechas que puede haber una infección, haz una cita con tu médico para obtener un diagnóstico y un tratamiento adecuados, que podría incluir antibióticos tópicos u orales.

Más galerías de fotos



Escrito por regan hennessy | Traducido por irene cudich