Uso de aceite de oliva para el cuidado y crecimiento de las uñas

Las uñas quebradizas son un problema muy molesto causado por el secado excesivo de las cutículas y del blanco de la uña; esto dificulta el crecimiento de unas uñas fuertes y saludables. Hay varios remedios de venta libre para fortalecer y humectar las uñas, pero el aceite de oliva aplicado diariamente podría brindarte los mismos resultados. Este aceite penetra la piel y la uña, ayudando a reparar los daños y a suavizar las uñas y cutículas, brindándoles fuerza y salud.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Zumo de limón
  • Pulidor de uñas o paño suave
  • Guantes de algodón

Instrucciones

  1. Calienta aceite de oliva en el microondas y déjalo enfriar ligeramente. Remoja tus uñas en el aceite de oliva tibio durante 15 a 30 minutos. Esto humectará las uñas y cutículas, usando calor para acelerar la absorción.

  2. Masajea diariamente el aceite de oliva en las uñas y cutículas para fijar la humedad. Para esto, emplea pequeños movimientos circulares hasta absorber por completo.

  3. Aplica aceite de oliva sobre la uña y pule usando un paño de algodón limpio o un pulidor de uñas. Esto dará a tus uñas un brillo y protección adicionales a los de los químicos del esmalte para uñas.

  4. En la noche, remoja tus uñas en una mezcla de una parte de zumo de limón por tres partes de aceite de oliva. Remoja durante cinco a 10 minutos, y luego cubre tus manos con un par de guantes de algodón. Déjate los guantes durante toda la noche.

Más galerías de fotos



Escrito por sharin griffin | Traducido por pau epel