Aceite de oliva para un cuero cabelludo seco, escamoso y con picazón

Cuando la piel de tu cuero cabelludo está seca y escamosa es difícil pasar el día sin picazón y sin escamas de piel muerta sobre tus hombros. Si tu doctor lo aprueba, utiliza aceite de oliva como un remedio natural casero para humectar el cuero cabelludo y prevenir la piel escamosa asociada con la caspa y la costra láctea. En casos raros, un cuero cabelludo con picazón puede ser una señal de una condición seria como la tiña, así que habla con tu doctor para conseguir un diagnóstico.

Remedio de aceite caliente

Vierte aproximadamente 1/2 taza de aceite de oliva extra virgen en un plato para microondas y caliéntalo a temperatura baja hasta que el aceite quede delgado y caliente, pero no demasiado. Utilizando tus manos satura cuidadosamente tu cuero cabelludo con el aceite y luego cepilla tu cabello con un cepillo de cerdas naturales como un cepillo de cerdas de jabalí o un cepillo de cerdas de madera, recomienda "The Doctors Book of Home Remedies". Deja reposar el aceite sobre tu cabello por aproximadamente 20 minutos y luego lávalo en la ducha con un champú suave. Utiliza este remedio dos veces a la semana.

Remedio de miel y aceite

Llena una bolsa de plástico con cierre con 1 cucharada de miel y 2 cucharadas de aceite de oliva y luego séllala. Llena la mitad de una taza o un tazón con agua caliente y luego coloca la bolsa plástica dentro del agua. Deja que repose por cinco minutos y luego retírala. Corta una de las esquinas de la bolsa y luego exprímela sobre tu cabeza para esparcir la mezcla. Satura tu cabello por completo y luego colócate un gorro plástico para ducha. Deja que la mezcla repose por 15 minutos y luego retírala y lava tu cabello con un champú suave. Repite como sea necesario.

Remedio para bebés

La costra láctea afecta comúnmente a los bebés y el remedio de aceite de oliva puede hidratar el cuero cabelludo naturalmente. El aceite retira y afloja las escamas secas y previene que el cuero cabelludo se seque. Aplica 1 cucharada de aceite de oliva sobre el cuero cabelludo de tu bebé por 15 minutos y luego cepíllalo con un cepillo de cerdas suaves. Lava su cabello con un champú suave y repite el proceso una vez por semana.

Precauciones

El aceite de oliva caliente puede quemar el cuero cabelludo. No utilices aceite tibio o caliente sobre el cuero cabelludo de un bebé. Prueba el aceite tibio en un lado de tu muñeca antes de utilizarlo sobre tu cabeza. Ten bastante precaución cuando calientes el aceite de oliva en agua caliente o en el microondas. Lava el aceite bien con champú después de utilizarlo, si no lo lavas por completo los poros pueden obstruirse haciendo que las escamas se peguen a tu cuero cabelludo.

Más galerías de fotos



Escrito por megan smith | Traducido por alejandra rojas