Aceite de mostaza y colesterol

La mostaza, un anual de la familia del repollo, produce diminutas semillas negras con una calidad picante. La planta de la mostaza negra es originaria del sur de Europa, mientras que la planta de mostaza marrón es de Asia. El aceite de semilla de mostaza se utiliza para cocinar en algunas cocinas, especialmente en la India y ofrece una variedad de beneficios para la salud, incluyendo potenciales efectos reductores del colesterol.

Aceite de mostaza enriquecido

Dos formas de aceite de mostaza mostraron beneficios que disminuyen el colesterol en un estudio publicado en la edición de mayo de 2011 de la revista "Nutrition". En el estudio, los investigadores enriquecieron el aceite de mostaza regular con ácidos grasos de cadena media y alimentaron las formas regulares y enriquecidas a los animales de laboratorio como el 20% de sus dietas durante 28 días. El aceite de mostaza enriquecido resultó en grasa mejorada y la digestión de proteínas. Los niveles de lipoproteína de baja densidad, colesterol LDL y triglicéridos disminuyeron en ambos grupos, pero la disminución fue menor en el grupo de aceite enriquecido. Ambos grupos mostraron un incremento en la lipoproteína de alta densidad, o HDL, la buena forma del colesterol. El estudio se realizó en el Department of Chemical Technology, University of Calcutta, India.

Glóbulos rojos

El aceite de mostaza disminuye el colesterol y mejora la estructura de la membrana del glóbulo rojo, según un estudio publicado en la edición de diciembre de 2010 de la "European Journal of Nutrition". En el estudio en animales de laboratorio, los investigadores observaron que las membranas de los glóbulos rojos eran más frágiles en los animales con niveles elevados de colesterol y que los efectos reductores de colesterol de aceite de mostaza mejoraron la resistencia de las membranas de glóbulos rojos cambiando la composición de los ácidos grasos de las membranas a una forma más poliinsaturada.

Aceite monoinsaturado

Los aceites monoinsaturados, incluyendo el de oliva, canola, mostaza y sésamo, proporcionan los mejores efectos protectores para corazón, manteniendo altos niveles de colesterol HDL al tiempo que reduce los niveles de colesterol LDL, dice Tarla Dalal, autora de "Healthy Heart Cookbook: Low Fat Low Cholesterol Recipes". Por el contrario, las grasas poliinsaturadas pueden disminuir el colesterol LDL pero también podrían disminuir tus niveles de colesterol HDL y las grasas saturadas promueven los niveles elevados de LDL. Para conseguir una salud óptima, no consumas más de seis cucharaditas de aceite al día y no más de tres cucharaditas si tienes una tendencia a tener colesterol alto o una historia de enfermedad cardíaca.

Ácido alfa-linolénico

El aceite de mostaza se distingue por su alto contenido del ácido graso esencial alfa-linolénico, una categoría que comparte con el aceite de soja, según el Dr. Rajiv Sharma, autor de "Diet Management Guide". El ácido alfa-linolénico es un ácido graso omega-6 con propiedades antiinflamatorias, que también se encuentra en el aceite de linaza, frutos secos, aceite de semilla de cáñamo y de perilla.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por maria gloria garcia menendez