Aceite de menta para los dolores musculares

El aceite de menta (Mentha piperita) es uno de los aceites esenciales más fuertes. El aceite se extrae por destilación de vapor desde la floración de la hierba y tiene muchos usos terapéuticos. Según MedlinePlus, "El aceite de menta se ha utilizado históricamente para numerosas condiciones de salud, incluyendo los síntomas del resfriado común, calambres, dolor de cabeza, indigestión, dolor de las articulaciones y náuseas". Recuerda siempre que el uso de aceites esenciales es un complemento y no un sustituto de la atención médica profesional.

Propiedades del aceite esencial de menta

El aceite de menta se compone de entre 28 y 48 por ciento mentol, lo que significa que tiene un olor fuerte y penetrante. Es vigorizante, despeja la cabeza y es un estimulante, mientras que al mismo tiempo es refrigerante, calmante y refrescante. Según Cancer.org: "Las preparaciones que contienen mentol tienen una larga historia como un tratamiento para el dolor muscular y el dolor". Es analgésico, antiinflamatorio y anti-espasmódico, de modo que no sólo puede aliviar el dolor y la inflamación, sino también calmar los espasmos que causan los calambres musculares.

Las causas de los dolores musculares


Los dolores musculares son causados ​​por el exceso de trabajo de los músculos.

El dolor en los músculos generalmente es causado por el exceso de trabajo, por un esfuerzo o por una lesión de esguince. Cuando los músculos están sobrecargados de trabajo debido a participar en alguna actividad desacostumbrada o al presionar el cuerpo demasiado duro, el ácido láctico se acumula en los músculos, haciéndolos pegajoso y difíciles de mover. Esto es lo que causa el dolor.

Usando el aceite de menta en el masaje

El masaje es la forma más eficaz de utilizar el aceite de menta para aliviar el dolor muscular causado por un exceso de actividad intensa. El masaje calienta la piel y los músculos subyacentes y la manipulación de tejido dispersa el ácido láctico que causa el dolor. El aroma de los aceites usados ​​entran en el cerebro a través de la nariz, y del cuerpo a través de la piel, y lo llevan directamente a través del sistema de la circulación. MassageDen.com dice que, "La manipulación de los músculos a través de masajes ayuda a aflojar y relajar los músculos entumecidos". Una buena mezcla de aceites para utilizar para el masaje son 2 gotas de aceite de menta, 4 gotas de mejorana dulce y 2 gotas de sándalo mezcladas con 20 ml de aceite a base de almendras dulces.

Usando la menta en compresas frías

Una compresa fría se utiliza para ayudar a aliviar la inflamación e hinchazón en el punto de la lesión, como un esguince o torcedura, donde no se recomienda el masaje directamente sobre el área lesionada. Agrega 2 gotas de menta para una pinta (500 ml) de agua fría en la que se han disuelto seis cubos de hielo. Remoja una toalla en el agua y luego ponla directamente sobre la zona afectada. Las propiedades de enfriamiento del hielo y la menta, junto con las propiedades analgésicas de la menta, ayudan a reducir la hinchazón y el malestar.

Uso en el baño


Un relajante baño caliente con menta ayuda a aliviar el dolor.

Agrega 2 gotas de menta, 4 gotas de geranio y 4 gotas de lavanda en un baño caliente, descansa y relájate. Esta es una excelente forma de aliviar la rigidez muscular y el dolor, mientras el cuerpo se calienta los aceites y el aroma ayudan a la relajación y son absorbidos por la piel.

Precauciones

La menta nunca debe ser usada sin diluir sobre la piel, o tomarla internamente. Si tienes la piel muy sensible, se debe evitar su uso. No se recomienda para su uso en los niños y los bebés menores de doce años de edad, o en la edad avanzada.

Más galerías de fotos



Escrito por alison boots | Traducido por gabriela nungaray