Aceite de jojoba vs. aceite de coco

Encontrarás tanto aceite de jojoba como aceite de coco en productos para la piel. El aceite de jojoba se utiliza principalmente como un ingrediente acondicionador para la piel o el cabello. El aceite de coco se encuentra en una variedad de productos cosméticos incluyendo lápiz de labios, productos de cuidado de la piel, crema de afeitar, productos de bronceado y productos de baño. También puedes encontrar estos dos aceites y sus derivados en productos para el acné.

Jojoba

El aceite de jojoba es un emoliente que sirve como factor hidratante natural, o NMF (Natural Moisturizing Factor). Se parece mucho al sebo, el aceite natural de tu piel. Los NMF apoyan la salud de la piel ayudando a prevenir que la irritación de la superficie penetre más profundamente en la piel. Los NMF también ayudan al sistema inmunológico, a la cicatrización de la piel y a mantener alejadas a las bacterias. El uso de un NMF ayuda a reparar la piel y la regenera, ya que disminuye los factores de impacto que impiden este proceso, tales como la irritación de la piel y el exceso de sequedad. La jojoba, aunque comúnmente se llama un "aceite", es en realidad una cera líquida. Aunque se necesita más investigación para confirmar los resultados, la jojoba parece tener propiedades antiinflamatorias, según un estudio de 2005 publicado en “Pharmacological Research”.

Coco

El aceite de coco también tiene propiedades emolientes para la piel, a pesar de que no está clasificado como un NMF. Los emolientes ayudan a suavizar y calmar la piel y previenen la pérdida de agua. El aceite de coco también parece tener componentes biológicamente activos que aceleran la cicatrización de heridas leves, según un estudio de 2010 publicado en "Skin Pharmacology and Physiology".

Acné

Tanto la jojoba como el coco combaten el acné, pero de diferentes maneras. Cuando el aceite de jojoba se utiliza en un jabón o un producto similar de cuidado para la piel, puede ayudar con el acné ya que las glándulas son engañadas para disminuir la producción de sebo. Los derivados del aceite de coco parecen tener una actividad antimicrobiana contra el propionibacterium acnes, o p. acnes, que es la bacteria que causa el acné. Uno de estos derivados, el ácido láurico, tiene la acción más fuerte contra el acné, pero su pobre solubilidad en agua hace que sea difícil de utilizar en productos para la piel. La mejor apuesta, por lo tanto, es incorporar ácido láurico en una formulación de liposomas, de acuerdo con un estudio de 2009 publicado en la revista "Biomaterials".

Seguridad

El aceite de jojoba y sus derivados son seguros de usar como ingredientes para los cosméticos, de acuerdo con el sitio web del Personal Care Products Council, CosmeticsInfo.org. Los encontrarás en productos de cuidado del cabello, maquillaje de ojos, productos para el cuidado de uñas y para el afeitado, productos de cuidado de la piel y productos para el baño. El aceite de coco es seguro como alimento y como ingrediente cosmético; él y sus derivados se utilizan comúnmente para la formación de espuma y como agentes de limpieza, llamados tensioactivos. También se utilizan como estabilizadores en los cosméticos. La Food and Drug Administration de Estados Unidos permite que el aceite de coco se utilice como aditivo alimentario directo. También aparece en la lista de aditivos GRAS (Generally Recognized as Safe), por la FDA para su uso en tejidos de algodón que se utilizan en el envasado de alimentos secos.

Más galerías de fotos



Escrito por linda tarr kent | Traducido por mar bradshaw