Aceite de jojoba como hidratante facial

El aceite de jojoba es un recién llegado a la industria del cuidado de la piel. Repleto de nutrientes y vitaminas, este ingrediente natural (derivado de un arbusto del desierto) es una crema hidratante eficaz, incluso para el cutis más seco.

Antiguas raíces

El aceite de jojoba ha sido utilizado con fines cosméticos y de curación durante siglos. De acuerdo con el "Diccionario Milady de Cuidado de la Piel e Ingredientes Cosméticos" ("Milady’s Skin Care and Cosmetic Ingredients Dictionary") de Natalia Michalun y M. Varinia Michalun, los habitantes nativos estadounidenses del desierto de Sonora lo emplearon para tratar diversos problemas de salud, incluyendo llagas en la piel y trastornos estomacales.

Un hidratante maravilloso

En estos días, el aceite de jojoba es alabado por su capacidad y versatilidad de hidratación. El aceite se utiliza para remediar la resequedad en la piel, el cabello y los labios. En el "Manual de ingredientes para el cuidado de la piel" ("The Skin Care Ingredient Handbook"), Linda Walker explica que la botánica reduce la pérdida de agua y equilibra la producción de aceite. El aceite de jojoba también reacondiciona y protege, mejorando la textura de la piel e incluso evitando la descamación.

Protocolo de la jojoba

El aceite de jojoba es un gran agente independiente, ya que hidrata sin obstruir los poros. Después de limpiar y tonificar tu cara, coloca cinco o seis gotas de aceite de jojoba en la palma de tu mano y extiéndelas por todo el rostro, usando movimientos circulares suaves. También puedes mezclar unas cuantas gotas en tu crema hidratante favorita. Para los labios secos o agrietados, aplica unas gotas de aceite de jojoba en lugar de bálsamo para labios directamente sobre ellos. Como tratamiento para el cabello, mezcla el aceite de jojoba con el acondicionador de tu elección, o aplícalo sobre el cabello húmedo antes de secarlo.

Más galerías de fotos



Escrito por angela melero | Traducido por josé antonio palafox