Aceite de germen de trigo, de ricino y de oliva para el cabello

Mantener el cabello en buenas condiciones puede ser un desafío, por los productos de belleza y los procesos que puedas necesitar. La madre naturaleza también daña el cabello, con el calor extremo del verano y el frío del invierno que lo reseca. Los tratamientos de aceite pueden mantener el cabello saludable añadiendo humectación y brillo por un costo reducido.

Por qué el cabello necesita aceite

La rutina diaria, como el peinado o cepillado y la exposición a los elementos, puede causar tensión en el cabello, dejándolo seco y dañado. Para estar brilloso y saludable, el cabello necesita mucha humectación, y aplicar aceite es una buena forma de humectarlo de la raíz a la punta, de acuerdo con Hair Boutique.com. El aceite de germen de trigo, de ricino y de oliva tienen propiedades que ayudan a mantener el cabello saludable.

Aceite de germen de trigo

El aceite de germen de trigo viene del Tritium vulgare, también conocido como trigo. Es rico en vitamina E, que es un ácido graso fundamental. Este aceite se utiliza en muchos productos cosméticos y de cuidado personal, en especial para la piel, por su alto contenido de vitamina E, de acuerdo con Cosmetics Info.

Aceite de ricino

El aceite de ricino se extrae de las semillas de la planta de ricino, o Ricinus communis, que es nativa de África e India. El aceite de ricino se utiliza en los productos para el cabello y la piel. Los médicos de Naturalpathic lo utilizan para ayudar al sistema inmune a combatir infecciones, de acuerdo con la American Cancer Society.

Aceite de oliva

El aceite de oliva contiene antioxidantes y ácidos grasos saludables que ayudan de prevenir ciertas enfermedades. Es rico en vitaminas A, B, C, D y E. Su alto contenido de vitamina E lo hace útil para combatir el envejecimiento. El alto contenido de ácidos grasos ayuda a la piel y el cabello a lucir más suaves y elásticos, de acuerdo con el sitio Olive Oil Benefits.

Cómo preparar un tratamiento de aceite caliente

Cualquiera de estos aceites se puede utilizar para un tratamiento de calor antes del champú, pero ten en cuenta que el de ricino es más espeso, por lo que es especialmente efectivo para el cabello seco, de acuerdo con Hair Boutique.com. Con cualquier aceite para el cabello, un poco es suficiente. Vierte unas pocas gotas sobre las palmas de las manos y frótalas juntas para calentarlo. Luego, aplícalo al cabello masajeando con cuidado. Deja que trabaje durante unos cinco minutos, luego lava. Con el tiempo, descubrirás qué aceite funciona mejor de acuerdo con tu tipo de cabello.

Más galerías de fotos



Escrito por carrie cronkite | Traducido por pilar celano