Aceite de eucalipto y acné

El acné es un problema de la piel caracterizado por granos, puntos negros, espinillas, pústulas y forúnculos que afecta entre 40 a 50 millones de estadounidenses, de acuerdo con la Academia Americana de Dermatología. Si bien el acné es un trastorno altamente tratable, el Centro de Recursos para el Acné informa que solo el 11% de los que lo padecen buscan tratamiento. Aunque se necesitan más análisis clínicos para confirmar su eficacia, el aceite de eucalipto puede resultar beneficioso en la batalla para desterrar el acné.

Identificación

Originarios de los estados australianos de Tasmania, Nueva Gales y Victoria, los árboles de eucalipto, comúnmente llamados árboles de goma, crecen a alturas que exceden los 300 pies. Las extensiones del árbol de hoja perenne producen una corteza de color cremoso, grandes flores de color crema, hojas verdes y frutos leñosos. Rico en aceites volátiles que son usados medicinalmente, el árbol de eucalipto crece en los valles húmedos de las tierras altas.

Historia

Los aborígenes australianos usaron el aceite de eucalipto terapéuticamente por generaciones. De hecho, de acuerdo con el libro “Nature's Medicine" de Steven Foster, fueron muy probablemente las primeras personas en reconocer las propiedades curativas del aceite del árbol. En su tradición de hierbas medicinales, los aborígenes usaron el aceite para curar las heridas y las infecciones por hongos. El valor terapéutico del aceite de eucalipto se expandió hasta China, India y a la medicina herbaria convencional occidental en el siglo XIX donde todavía se utiliza hoy en día para tratar los dolores de cabeza, tos y resfriados.

Beneficios

Andrew Chevallier médico herbolario y autor del libro “Health Medicine”, indica que la amplia investigación clínica sobre el aceite de eucalipto ha demostrado que posee potentes propiedades antisépticas que ayudan a sanar los problemas de la piel tales como el acné. Cuando se aplica de manera tópica en forma diluida sobre la piel, el aceite ayuda a secar los granos y las espinillas llenas de pus. El aceite de eucalipto también contiene cualidades antibacterianas que ayudan a prevenir los brotes de acné. De acuerdo con Dr. C. norman Shealy autor del libro “Healing Remedies”, cuando ocurre un brote el aceite ayuda a aliviar la inflamación y reduce el dolor asociado con los forúnculos de acné.

Usos

Para tratar las manchas de acné, mezcla una gota de aceite de eucalipto con tres gotas de agua. Humedece un hisopo de algodón en la solución y aplícalo generosamente en tus espinillas, prestando especial atención a las zonas grasosas. Evita las áreas de los ojos, nariz y boca, así como también la piel agrietada o abierta.

Efectos secundarios

De acuerdo con el Centro Médico de la Universidad de Maryland, el uso tópico del aceite de eucalipto no es tóxico. Sin embargo, debido a que puede provocar ataques de asma, no lo uses si sufres de esta condición. Las mujeres embarazadas y lactantes deben evitar el aceite de eucalipto. Nunca apliques este aceite en los orificios de la nariz pues es altamente venenoso. El Sistema de Salud de la Universidad de Michigan advierte enfáticamente que el uso interno del aceite de eucalipto ha probado tener consecuencias fatales. Busca ayuda médica inmediata si ingieres accidentalmente el aceite.

Más galerías de fotos



Escrito por susan defeo | Traducido por pattricia patino