Aceite de coco refinado versus sin refinar

A pesar de la imagen negativa de las grasas saturadas en los círculos de nutricionismo, el aceite de coco ha tenido muchos elogios por la gama de beneficios que ofrece. Las personas interesadas en sus efectos positivos sobre la salud cardiovascular, el control de las levaduras y la producción de energía, podrían querer considerar las diferencias entre el aceite de coco refinado y su equivalente sin refinar.

Aceite de coco refinado

Una alta proporción de aceite de coco que termina en los alimentos puede clasificarse como refinado. Tropical Traditions define al aceite refinado como un producto que ha sido objeto de blanqueo y desodorización. Este tratamiento se hace necesario debido a las condiciones insalubres en las que a menudo los agricultores almacenan los sólidos de coco antes de enviarlos a una fábrica para su procesamiento.

Aceite sin refinar

El aceite sin refinar, también conocido como aceite de coco virgen, no sufre el mismo proceso que su equivalente refinado. Tropical Traditions explica que los productores hacen el producto virgen presionando mecánicamente la carne de coco poco después de la cosecha. Debido a esta diferencia, no es necesario utilizar ningún producto químico para tratar el aceite y de esta forma retiene más de sus compuestos presentes de forma natural.

Polifenoles

Los polifenoles siguen siendo una parte importante del aceite de coco. El Dr. Bruce Fife, un médico y autor de "The Coconut Oil Miracle", señala que estos compuestos vegetales muestran un importante efecto antioxidante en el cuerpo, inhibiendo la oxidación del colesterol. A través de este mecanismo, el aceite de coco puede reducir el desarrollo de la aterosclerosis y el riesgo de enfermedad cardiovascular. Debido a que los polifenoles se dañan durante el proceso de blanqueo, no debes esperar estos beneficios de los aceites de coco refinados.

Ácidos grasos de cadena media

En un aceite altamente saturado, tres cuartas partes de aceite de coco están en forma de ácidos grasos de cadena media. Estos compuestos únicos, una subdivisión de la grasa saturada que sólo se encuentra en altas concentraciones en el aceite de coco, pueden ayudar a apoyar el sistema inmunológico y eliminar las infecciones por hongos. Fife explica cómo estos ácidos pueden difundirse en la membrana celular de una célula fúngica y causar su muerte por disolución. Debido a su naturaleza saturada, las grasas de cadena media se mantienen estables tanto en el aceite refinado como en el sin refinar.

Eligiendo un aceite

De las dos opciones, el aceite refinado sigue siendo una opción más barata. Aunque el producto refinado aún contiene los valiosos ácidos grasos de cadena media, el daño causado a muchos factores nutritivos como los polifenoles durante el proceso significa que el aceite no refinado se destaca como una opción más saludable. La Academy of Nutrition and Dietetics recomienda consumir aceite de coco sin refinar en moderación, para limitar tu consumo de grasas saturadas, y evitar el aceite de coco refinado.

Más galerías de fotos



Escrito por marek doyle | Traducido por martin santiago