¿El aceite de coco es alto en grasas saturadas?

El aceite de coco proviene de cocos (coconuts) enteros y es principalmente grasa saturada. Los defensores del uso de aceite de coco argumentan que el aceite es un tipo único de grasas saturadas que no contribuye a problemas de salud. La Food and Drug Administration y American Heart Association recomiendan evitar las grasas saturadas para proteger la salud del corazón y prevenir el aumento de peso.

Contenido de grasas saturadas

Una cucharada de aceite de coco contiene 14 g de grasa, 12 g de los cuales son clasificados como grasa saturada. Compara esto con el aceite de oliva, que también contiene 14 g de grasa por cucharada, pero con 12 g de grasas insaturadas. Las grasas insaturadas se consideran favorables para tu salud, ya que pueden contribuir a reducir el colesterol en la sangre, especialmente cuando se utilizan para reemplazar las grasas saturadas.

Cadena media de ácidos grasos

La grasa saturada en el aceite de coco no es como la que se encuentra en los productos animales. El aceite de coco es un ácido graso de cadena media, mientras que las grasas animales son ácidos grasos de cadena larga. Los ácidos grasos de cadena media pueden no afectar negativamente el colesterol y también pueden ayudar a reducir tu riesgo de enfermedades del corazón. Los ácidos grasos de cadena media son utilizados directamente por el cuerpo para crear energía. El aceite de coco es una de las pocas fuentes alimentarias de ácidos grasos de cadena media.

Evidencia

Las poblaciones tropicales consumen dietas con una gran cantidad de aceite de coco y sin un aumento de la incidencia de enfermedades del corazón. Un estudio realizado en la revista “Lipids” publicado en julio de 2009 encontró que cuando las mujeres consumieron 30 ml de aceite de coco al día durante 12 semanas como parte de un programa de dieta baja en calorías y siguieron un programa de caminata todos los días, no experimentaron aumentos en el colesterol. Las mujeres participantes en el estudio también perdieron peso en la sección media. Un estudio anterior publicado en "Clinical Biochemistry" en septiembre de 2004 encontró que las ratas alimentadas con aceite de coco virgen experimentaron niveles de colesterol más favorables después de 45 días. Estos y otros estudios, sin embargo, aún no han cumplido con los estándares de la FDA para aprobar la recomendación de aceite de coco para la dieta promedio del ser humano.

Consideraciones

La mayor parte del aceite de coco se utiliza en aperitivos y cremas para café parcialmente hidrogenadas, por lo que es una grasa trans. Estas versiones de aceite de coco se deben evitar por completo, ya que las grasas trans aumentan tus niveles de colesterol malo y disminuyen los niveles del bueno. El aceite de coco también puede contener compuestos que aumentan la inmunidad en la forma de ácido láurico.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por verónica sánchez fang