Accesorios para lecciones de nado para principiantes

Si estás aprendiendo a nadar, no es necesario tener accesorios, pero ayudan. Los accesorios o equipos pueden quitar tus miedos o ayudarte a sentirte más cómodo, de acuerdo al American Red Cross’s Swimming and Water Safety Manual. Algunos accesorios básicos que ayudan son las tablas, los cinturones de flotación y los flotadores largos. Todos estos equipos pueden encontrarse en diferentes tiendas y puede que incluso estén disponibles en la piscina en la que intentas aprender a nadar.

Tablas

Las tablas son de gran utilidad en el aprendizaje al realizar patadas de varios golpes. Puedes agarrar los lados de la tabla flotadora con las manos para mantener la parte superior del cuerpo a flote, lo que te permite centrarte en el aprendizaje de la forma apropiada para la patada. La mayoría de los principiantes encuentran que es beneficioso realizar los golpes de brazo y pierna independientemente al principio, para poder centrar tu atención en el aprendizaje de una parte a la vez.

Flotador

Los flotadores son beneficiosos para una razón similar a la de las tablas. Un flotador es un pedazo de equipo que se coloca entre las piernas para mantener tu cuerpo inferior a flote. Esto es beneficioso si estás aprendiendo un nuevo movimiento y necesitas centrarte en el aprendizaje de la brazada por separado del movimiento de la pierna. También puede ser beneficioso para aprender a flotar. Si estás teniendo dificultad para mantener la parte inferior del cuerpo mientras flotas, el flotador mantendrá la parte inferior del cuerpo sostenida para ayudarte a entender cómo se siente la posición adecuada del cuerpo.

Cinturón de flotación

Un cinturón de flotación es ideal para aprender a pisar y para conseguir estar cómodo en la parte profunda de la piscina. Es un dispositivo que se sujeta alrededor de la cintura para hacer que flotes. Dado que queda en la cintura, los brazos y las piernas quedan libres para aprender los movimientos. Por supuesto, tienes que tener cuidado cuando tomas la correa, ya que sin el dispositivo de flotación necesitas un mayor esfuerzo de tu parte para mantenerte a flote.

Seguridad

Si estás aprendiendo a nadar, es una buena idea elegir un instructor que esté calificado. Asegúrate de que la seguridad en torno al agua sea siempre una prioridad, y nunca debes nadar solo. Empieza por aprender nuevas habilidades en la parte menos profunda, y a medida que te sientes cómodo, puedes pasar a la parte más profunda. Todos los accesorios de natación mencionados son una gran herramienta para aprender a nadar, y te ayudan a mantenerte a flote, pero no son dispositivos de salvamento. Antes de empezar un nuevo programa de ejercicios, consulta a tu médico.

Más galerías de fotos



Escrito por jacquelyn slater | Traducido por daniel cardona