Acampar con tienda de campaña cerca de Jacksonville, Florida

La costa norte de Florida es conocida por sus vastos y diversos recursos naturales, y la ciudad de Jacksonville está a sólo unas millas de distancia de miles de acres de pantanos impolutos, bosques de hamaca frondosos y playas vírgenes. Para los campistas de tienda de campaña, hay un montón de opciones para elegir. Las opciones para acampar en la región varían desde escapadas a la costa del océano hasta retiros primitivos de Backwoods, algunos de ellos dentro de los límites de la ciudad de Jacksonville.

Parque Kathryn Abbey Hanna

Situado en la costa, al norte de Jacksonville Beach, el Parque Kathryn Abbey Hanna es el hogar de 20 millas de rutas de senderismo, un lago interior de 60 acres y más de una milla de playa. Este parque de la ciudad también incluye cerca de 300 campamentos. La mayoría de los sitios están abiertos tanto para tiendas de campaña como para casas rodantes e incluyen conexiones de agua y electricidad, pero también existen sitios que sólo permiten tiendas de campaña. Los campamentos de tiendas de campaña sombreados y recónditos incluyen anillos de fogata y mesas de picnic, además de un fácil acceso a los baños, duchas y agua potable. Otras características del parque incluyen los parques infantiles, el áreas de día de campo, una tienda y un parque acuático para los niños. Las reservas pueden realizarse a través del sitio web del Departamento de Parques y Recreación de Jacksonville.

Bosque Estatal de Jennings

Para los campistas intrépidos que no necesitan de instalaciones modernas, el Bosque Estatal de Jennings es el lugar ideal para alejarse de todo. El bosque se extiende por más de 20.000 acres e incluye más de 20 millas de senderos agrestes. A lo largo de los senderos Old Jennings y Dunns Farm se encuentran los campamentos primitivos de zona agreste. No hay duchas, baños, conexiones ni agua potable en los sitios. Los campistas son responsables de llevar consigo todos los suministros necesarios y de no dejar rastro de su presencia cuando se van. Acampar es gratuito, pero hay que ponerse en contacto con el Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor de Florida para obtener un permiso.

Bosque Nacional Osceola

El Bosque Nacional Osceola se encuentra a una hora al oeste de Jacksonville e incluye casi una docena de campamentos y zonas agrestes de campamento, todos los cuales están abiertos para tiendas de campaña. Los alojamientos más modernos están disponibles en el Campamento Ocean Pond, que consiste en 67 campamentos, algunos de los cuales incluyen conexiones eléctricas y de agua. El campamento cercano Hog Pen Landing es más primitivo, sin agua ni electricidad; muchos de sus campamentos se ubican directamente en la orilla del Océano Pond. Los sitios en los dos campamentos son sombreados y privados, con mesas para día de campo y anillos de fogata. Las zonas agrestes como el campamento Wiggins Hunt sólo aceptan el ingreso de tiendas de campaña y sólo se puede acceder a pie. El Bosque Nacional Osceola abarca cerca de 200.000 acres, con numerosas oportunidades para practicar senderismo, pesca, ciclismo de montaña y paseos a caballo. Todos los campamentos en ​​los bosques atienden según el órden de llegada.

Parque Estatal Anastasia

A un poco menos de una hora al sur de Jacksonville, el Parque Estatal Anastasia ofrece acceso a millas de playa virgen, a la sombra de los bosques costeros de hamaca. Más de 100 sitios para acampar, la mayoría de ellos a poca distancia del agua, están abiertos para carpas y casas rodantes por igual. Existen conexiones de agua y eléctricas en todos los sitios, junto con mesas de día de campo y los anillos de fogata. Los árboles maduros proporcionan abundante sombra y privacidad, y hay baños modernos y duchas. Dedica tu tiempo en la piscina del parque, practicando senderismo o pescando en la costa -con una licencia vigente de pesca de Florida- o pasea en canoa por el pantano Salt Run. Pueden hacerse reservas por teléfono o a través de la página web de los Parques del Estado de Florida.

Más galerías de fotos



Escrito por richard corrigan | Traducido por eliana belen doria