Acampar cerca de Denver, Colorado

Quizá no hay manera más satisfactoria de acampar que cargar tu tienda de campaña en tu mochila y dirigirte hacia el bosque para encontrar un lugar remoto alejado del ruido de la ciudad. En menos de una hora, puedes dejar atrás el tráfico de Denver y esconderte en un bosque siempre verde para respirar el aire fresco de la montaña. Sin embargo, la preparación cuidadosa es esencial para cualquier viaje en una tienda de campaña, por lo que debes saber a dónde vas y lo que tendrás que llevar. El equipamiento varía ampliamente.

Móntala en un parque

Muchas comunidades periféricas que rodean a Denver cuentan con parques de espacios abiertos donde se puede caminar y armar una tienda de campaña. En el parque Reynolds en Conifer, ve de excursión por media milla hasta un puñado de sitios con taquillas, tachos a prueba de osos, plataforma con espacio para una a tres tiendas de campaña y un baño bóveda. Los parques estatales ofrecen acceso a duchas y sitios con anillos de fuego y mesas de picnic. El parque Chatfield State ofrece 34 espacios donde la plataforma de tienda se encuentra detrás de la zona de aparcamiento, ofreciendo una experiencia más alejada de todo.

El otro extremo del espectro

Si realmente quieres estar a la intemperie, sujeta con una correa tu mochila y dirígete al pico Vasquez u a otros espacios naturales situados a menos de una hora en coche de la ciudad. Los anfitriones del Bosque Nacional Arapaho ofrecen zonas dispersas para acampar y campamentos rústicos con las comodidades mínimas, como los anillos de fuego, mesas de picnic y baños bóveda. Para obtener el máximo confort al acampar, dirígete a uno de los más de media docena de campings KOA dentro de una hora en coche de la ciudad. Los campamentos ofrecen sitios de campaña, lejos del tráfico de caravana con agua opcional y electricidad. Disfruta de las actividades para la familia, duchas calientes y servicios extra, como bañeras de hidromasaje, piscinas o estanques de pesca.

Rocky Mountain High

La altitud de Denver no hará que la mayoría de la gente se enferme, pero tan pronto como te aventures en la Cordillera Frontal, estarás a 9.000 pies antes de que te des cuenta. Asegúrate de no desperdiciar tu viaje tumbado en tu tienda enfermo y cansado por la altitud: bebe mucha agua y líquidos hidratantes durante unos días antes de ir a tu campamento, y continua bebiendo líquidos de alto consumo durante la duración de tu estancia. Mete unos remedios de venta libre en tu mochila del día para ayudar con el dolor de cabeza, las náuseas o la diarrea cuando estás en el bosque.

Estar en contacto con la naturaleza

Acampar en tienda de campaña en las montañas de los alrededores de Denver ofrece una gran manera de ver las flores silvestres en verano y las hojas caídas en otoño. Es probable que veas ciervos y otros animales salvajes, pero ten cuidado de guardar tu comida, basura y otros artículos perfumados en bidones resistentes a osos por lo menos a 100 yardas de tu tienda de campaña para evitar atraer a los visitantes no deseados. Algunos campings ofrecen taquillas para oso, postes para colgar tus artículos perfumados y recipientes de basura a prueba de osos, así que asegúrate de informarte antes de ir. Para permitir la recuperación de los daños del escarabajo del pino, los incendios de verano y las inundaciones, algunas áreas de los bosques nacionales han cerrado, por lo tanto observa las señales de cierre y monta tu tienda en las zonas donde los árboles no caerán sobre ti.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por eliana belen doria