Cómo acabar con los pies olorosos

Si tus seres queridos buscan refugio en el momento en el que te quitas los zapatos, probablemente no has encontrado una forma de acabar con tus pies olorosos. El olor de los pies, también conocido como bromohidrosis, es provocado por las bacterias que se multiplican en el ambiente cálido y húmedo de tus zapatos, de acuerdo con Discovery Health. Afortunadamente para las narices de tus seres queridos, no tienes que tener pies olorosos por siempre; sólo necesitas estar dispuesto a probar algunos métodos para reducir ese ambiente húmedo y entonces desodorizar cualquier aroma que perdura.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Jabón corporal antibacterial
  • Talco para pies sin receta
  • Sandalias
  • Dos o más pares de zapatos, de lona o piel
  • Sales Epsom
  • Vinagre blanco
  • Calcetines, de lana o algodón

Instrucciones

  1. Lava tus pies todos los días. Usar un jabón suave antibacterial te ayudará a reducir la cantidad de bacterias que prosperan en tus pies, indica Health Services at Columbia. El número de veces que debes lavar tus pies depende de qué tan fuerte sea el olor. Quizás necesites lavarlos múltiples veces al día si es muy fuerte, pero Health Services at Columbia recomienda dejar de hacerlo si comienzas a notar que tus pies están secos, agrietados y con la piel escamada.

  2. Seca tus pies completamente después de lavarlos. Los microorganismos que provocan que tus pies huelan tan mal prosperan dentro de los espacios húmedos entre tus dedos, de acuerdo con la Mayo Clinic. Seca bien tus pies y después coloca un talco para pies sin receta que contenga un ingrediente llamado hexahidrato de cloruro de aluminio, dice Discovery Health. Esto ayudará a evitar algo del sudor.

  3. Elige zapatos y calcetines que mantengan tus pies tan secos como sea posible. Los zapatos que evitarán mejor que tus pies sean sudorosos son las sandalias, que exponen tus pies al aire, y los zapatos hechos de materiales como la piel y la lona, de acuerdo con Discovery Health. Los mejores calcetines para utilizar en una base regular son los de lana y algodón, que absorben la humedad, y los mejores para utilizar cuando realizas alguna actividad mayor son los calcetines atléticos especiales para absorber humedad, dice Mayo Clinic. Incluso, Discovery Health recomienda colocar maicena dentro de tus zapatos para ayudar a absorber cualquier exceso de humedad.

  4. Cambia tus zapatos diariamente. Esto permitirá que respiren entre usos, dice la Mayo Clinic. Si tienes algunos zapatos viejos que aún son útiles, cambia las plantillas para restaurar algo de frescura, sugieren los Health Services at Columbia.

  5. Remoja tus pies regularmente. Llena una tina con agua tibia y vierte sales Epsom y vinagre blanco. Esta combinación puede reducir la cantidad de bacterias y humectar tu piel, de acuerdo con Health Services at Columbia.

  6. Camina descalzo en el pasto. Esto tiene el efecto dual de airear tus pies y ayudar a relajarte, cosas que pueden reducir la cantidad de sudor que produces. Si no estás interesado en caminar en el pasto, al menos toma una clase de yoga, medita o busca terapia si crees que tu sudor está relacionado con tus niveles de estrés, sugiere Mayo Clinic.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por laura de alba