¿Cómo se absorben las grasas dietarias en el cuerpo?

La digestión de las grasas implica la emulsificación, que también es la forma en las partes de aceite y agua de aderezo de ensalada permanecen mezcladas.

La digestión de las grasas implica la emulsificación, que también es la forma en las partes de aceite y agua de aderezo de ensalada permanecen mezcladas.

Hay una razón por la que no puedes aumentar de peso pasándote aceite sobre la piel. El cuerpo debe absorber grasa de la dieta exclusivamente a través del tracto digestivo. Para ello, primero descompone las grasas en componentes más pequeños y luego absorbe esos bloques de construcción utilizando maquinaria celular sofisticada.

Enzimas lipasa

El viaje de la grasa comienza en la boca, se mueve al estómago y luego desemboca en el intestino delgado, donde se absorbe en última instancia. Los revestimientos interiores de estos órganos digestivos secretan enzimas, que son proteínas que realizan funciones bioquímicas tales como despedazar moléculas en pedazos más pequeños. Una vez que la grasa entra en el estómago, las enzimas en el tracto digestivo denominadas lipasas comienzan su trabajo duro.

Química de la grasa

En su libro "Biochemical and Physiological Aspects of Human Nutrition", Martha Stipanuk explica que una grasa, también conocida como un lípido, se compone de dos componentes químicos distintos. El primero es un ácido graso, que es una larga cadena de carbonos e hidrógenos que varían en longitud de cuatro carbonos a más de 20 carbonos. Un lípido se compone de tres de estas cadenas de ácidos grasos, cada una unida a una única molécula llamada glicerol.

Emulsificación

Según el libro "Human Physiology: An Integrated Approach", un 10 por ciento de la digestión de la grasa se produce en el estómago utilizando lipasa gástrica. La lipasa gástrica elimina dos de los tres ácidos grasos del glicerol, rompiendo el enlace entre ellos, dejando dos ácidos grasos libres y un monoglicérido. Dado que la grasa no se disuelve en agua, forma gotas en suspensión en la base de otro modo acuosa de los alimentos digeridos. Una vez que está en el intestino delgado, una sustancia llamada bilis es segregada por la vesícula biliar para ayudar a romper las gotitas incluso en otras más pequeñas. Este proceso se conoce como emulsión, que puede ser replicado en la vida cotidiana agitando una botella de aderezo italiano.

Digestión en el intestino delgado

Una enzima en el intestino delgado llamada lipasa pancreática rompe el resto de la grasa. La lipasa pancreática es asistida por una proteína llamada colipasa, que ayuda a la enzima a acceder a la grasa dentro de las gotitas. Una vez más, la lipasa rompe el lípido en dos ácidos grasos y un monoglicérido. A lo largo de este proceso, los ácidos grasos, monoglicéridos, bilis, y otras grasas forman nuevas gotitas llamadas micelas. Esto les permite moverse dentro de las células intestinales, donde se preparan para la absorción.

Absorción en el torrente sanguíneo

Los ácidos grasos libres y los monoglicéridos se difunden en las células intestinales en la frontera entre el intestino y el torrente sanguíneo. Una vez dentro de la célula intestinal, los ácidos grasos y los monoglicéridos se combinan de nuevo en lípidos. Los lípidos son entonces encerrados en paquetes conocidos como quilomicrones. Los quilomicrones no pasan directamente a la sangre. Deben viajar primero a través de otro cuerpo líquido llamado linfa, que desemboca en la sangre. Una vez en la sangre, los quilomicrones se rompen, y las grasas están listas para ser utilizadas para alimentar al cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por gina riggio | Traducido por eva ortiz