Cómo ablandar los puntos negros duros

Los puntos negros aparecen cuando los poros están visiblemente obstruidos con suciedad y sebo. Medline Plus señala que a veces también son llamados comedones abiertos. Antes de intentar quitar un punto negro, es bueno ablandarlo como preparación para la extracción y de esa manera dañar menos la piel que lo rodea.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Olla
  • Agua
  • Toalla

Instrucciones

  1. Llena una olla con agua y colócala sobre la cocina a fuego máximo. Controla la olla cuidadosamente hasta llegue a un hervor lento. Retira la olla una vez que el agua llegue a este punto.

  2. Coloca la olla sobre un sostén o una superficie como la mesilla de café y envuelve una toalla alrededor de tu cabeza y la olla, creando una carpa de vapor.

  3. Quédate dentro de tu carpa de vapor durante cinco minutos, dejando que el vapor circule por debajo de la toalla. El calor y la humedad del vapor ablandarán las obstrucciones de los folículos, según el libro, "How to wash your face" (cómo limpiar tu rostro). También ayuda a abrir los poros para una extracción más fácil de los puntos negros.

  4. Presiona sobre la zona de la piel cercana a los puntos negros con los dedos limpios. Si el punto negro se siente pequeño y duro, humedece un paño con el agua lo más tibia que tu piel pueda soportar y sostenlo sobre el punto negro durante tres minutos. Esto debería ablandarlo lo suficiente como para que puedas usar una lanceta para extirparlo.

  5. Programa una cita con tu dermatólogo si el ablandamiento de los puntos negros no parece facilitar su extracción. Algunos deberán ser extraídos profesionalmente en un consultorio. Forzar su extracción podría producir cicatrices o más acné y el dermatólogo a menudo puede extirpar los granitos rápida y efectivamente, a la vez que te dará ideas para prevenir los puntos negros en el futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por paula santa cruz