Cómo ablandar unos nuevos zapatos de punta

Las bailarinas dependen de los zapatos de punta, o pointe, para lograr el equilibrio perfecto, pero antes de poder bailar con ellos, es importante ablandarlos. Para una mejor actuación, comienza con el tipo correcto de zapato y tamaño. Aunque cada bailarín tiene preferencias diferentes, la mayoría ablanda la puntera y la entresuela rígida conocida como caña. Algunos métodos pueden acortar la vida útil de tu zapato, así que pruébalos primero en un par viejo que no te importa dañar.

Nivel de dificultad:
Difícil

Necesitarás

  • Alcohol
  • Agua
  • Raspador
  • Forros de uretano extraíbles

Instrucciones

  1. Decide si va a usar zapatos de perfil alto o bajo. Los zapatos de bajo perfil tienen un espacio más pequeño entre la suela y la puntera. Los otros tienen un espacio más grueso y pueden ser más difíciles de ablandar.

  2. Pruébate los zapatos de punta nuevos para determinar dónde se encuentran los puntos más problemáticos. Ensancha la puntera del zapato rociando su exterior con alcohol o agua. El alcohol se seca más rápido y hace menos daño al tejido satinado.

  3. Pasa un raspador por las secciones escalonadas de las suelas del zapato. Esto le da a la bailarina mayor tracción para los saltos y carreras.

  4. Dobla la suela del zapato de tres cuartos de punta en un marco de puerta, colocando el zapato justo donde deseas que se doble.

  5. Coloca los forros de uretano extraíbles en tus zapatos para evitar que los pies se deslicen en la puntera. Estos forros ayudan a los bailarines con diferentes tamaño de pies a ajustar sus zapatos nuevos.

  6. Masajea el zapato desde la punta hasta el talón con las manos. No rompas, aplastes o tritures la puntera.

  7. Realiza ejercicios de barra durante una o dos horas para moldear los zapatos a la forma singular de tu pie.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu instructor de baile por asesoramiento sobre la manera de ablandar tus zapatos.
  • Compra zapatos con una puntera de elastómero para reducir el tiempo de ablandamiento.
  • La alineación incorrecta del pie en el zapato puede conducir a lesiones de tobillo.

Más galerías de fotos



Escrito por mimi bullock | Traducido por martin santiago