Ablandadores de heces para diverticulitis

Amedida que envejecemos, el colon tiende a desarrollar divertículos, especialmente en el lado izquierdo. Esta condición común se llama diverticulosis. Ocasionalmente, una o más de estas aperturas diverticulares se inflaman, causando un dolor abdominal entre moderado y severo. Esto es conocido como diverticulitis, un doloroso problema digestivo. Se utiliza medicación para ablandar las heces y aliviar los síntomas de la diverticulitis durante el período de recuperación.

Diagnóstico y tratamiento

Cuando comienzas a sentir dolor, tu médico hará un diagnóstico preliminar de diverticulitis. Si el diagnóstico es confirmado por un especialista del colon y recto, y no hay otras condiciones presentes como en cáncer de colon, se introducirá un tratamiento médico.

Como regla general, un movimiento de intestino fácil y suave es de ayuda para aliviar el pasaje de heces por el colon. En casos de diverticulitis, un médico normalmente le recetará antibiótico y descanso de intestino al paciente para ayudar a resolver la inflamación. Los pacientes deberían evitar comer alimentos sólidos por un período de tiempo para permitir que el colon detenga sus contracciones propulsoras normales. Esto ayuda para curar la inflamación diverticular. A veces se requiere hospitalización y antibióticos administrados vía intravenosa.

A medida que la sanación progresa, los pacientes pueden comenzar a consumir líquidos claros, progresando hacia una dieta con bajo contenido de residuo y fibra. Los alimentos como el huevo y otras comidas blandas son fáciles de digerir y no son tan difíciles de procesar para el colon que se encuentra en recuperación. Cuando el médico esté satisfecho con el progreso de un paciente, se puede retomar una dieta más normal regular que promueva las heces blandas.

Prevención

A medida que el colon sana, se comenzará una dieta con una cantidad de fibra más normal. Los pacientes deben consumir aproximadamente 30 gramos de fibra cada día para promover un pasaje de heces fácil. Se supone, aunque no está probado, que este tipo de dieta puede prevenir la aparición de la diverticulosis o puede disminuir la frecuencia de los episodios de diverticulitis.

Dejando de lado el hecho de que una dieta rica en fibras prevenga o no la diverticulosis o diverticulitis, un movimiento de intestino fácil y suave tiene muchos beneficios por sobre los movimientos duros, dolorosos y difíciles. Las personas no suelen consumir suficiente fibra en las dietas occidentales, pero prestarle atención a la cantidad de fibra en los alimentos puede ayudar a lograr una ingesta de fibra adecuada.

Lee las etiquetas de los paquetes de comida para ver la información acerca del contenido de fibra. La mayoría de los cereales tiene aproximadamente la misma cantidad de fibra , pero la información nutricional que se encuentra en la caja o paquete, aunque correcta, puede ser engañosa debido a las porciones. Los productos de fibra de venta libre son otra fuente confiable para suplementos de fibra. Sus medidas suelen ser exactas y fáciles de entender. Aunque las frutas y los vegetales contienen fibra, el monto preciso varía entre los alimentos y es difícil de cuantificar. Las pasas, aunque inician movimientos del intestino, en realidad contienen laxantes químicos naturales y no son una buena fuente de fibra.

Los laxantes no son un sustituto para la ingesta normal de fibra. Un especialista de colon y recto (antes conocido como proctólogo), o un nutricionista puede ser de ayuda para guiar a los pacientes hacia hábitos nutricionales para la salud del colon.

Aclaración

El Dr. Hoffman no respalda ninguno de los productos vistos en este sitio web.

Más galerías de fotos



Escrito por gary h. hoffman m.d.
Traducido por ana grasso