¿Es un ablandador fecal seguro para los niños?

Los niños pueden sufrir de estreñimiento cuando las heces endurecidas se vuelven difíciles o dolorosas de pasar. Si no se trata, la enfermedad puede llegar a ser crónica, ya que la defecación se puede convertir en un miedo para el niño y así retener sus heces. Los ablandadores de heces y otros remedios pueden ayudar con seguridad a aliviar los síntomas del estreñimiento y devolverle la regularidad a tu hijo.

Causas de constipación

El estreñimiento se produce cuando el niño no tiene suficiente humedad en su material de desecho para que pase fácilmente. Los músculos del intestino inferior y recto de tu hijo pueden estar distendidos o débiles por la retención de grandes cantidades de heces endurecidas, lo que dificulta el paso de las heces de su cuerpo. El esfuerzo durante la defecación puede causar que el recto de tu niño desarrolle pequeñas fisuras dolorosas, generando miedo en la defecación y retención de sus heces, lo que agrava la condición.

Síntomas de constipación

Tu hijo puede estar estreñido si libera menos de dos deposiciones al día, parece hacer esfuerzo o toma un color rojo en la cara mientras defeca, se queja de un dolor de barriga, está inusualmente irritable o lloroso o se niega a comer. Otros signos de estreñimiento incluyen heces duras, oscuras o sanguinolentas o, en un lactante, si levantan las piernas esposmádicamente durante la defecación.

Ablandadores fecales

Los supositorios ablandadores de heces para niños están disponibles para que compres sin receta en tu farmacia local o droguería. Las diminutas cápsulas, en forma de cohetes llenos de glicerina, lubrican el revestimiento anal de tu hijo cuando se inserta correctamente en el recto. La glicerina líquida es otra forma de ablandador de heces que puedes colocar en el recto para ayudar a aflojar y facilitar el paso de las heces. Aunque generalmente es seguro, sólo debes utilizar ablandadores de heces de venta libre según el consejo de tu pediatra y no más de unos pocos días a la vez.

Otros remedios para constipación

Alimenta a tu hijo con una dieta rica en fibra, incluyendo salvado, cereales integrales y verduras de hoja verde, y aumenta la cantidad de agua que bebe para ayudar a aflojar los intestinos y facilitar la digestión. El ejercicio también ayuda, así que asegúrate de que tu hijo se mantenga en movimiento todos los días. Utiliza laxantes naturales, tales como las ciruelas pasas, jugo de ciruelas diluido o puré de peras, melocotones o ciruelas para ayudar a mantener los intestinos de tu hijo en movimiento. Ask Dr. Sears sugiere rociar una o dos cucharaditas de cáscara de psyllium, salvado o en polvo, en la comida de cada día o mezclar en un batido para mantener el intestino relajado y permitir el fácil paso de las heces.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy quinn mckillip | Traducido por sofía bottinelli