¿Puedo hacer abdominales después de un reemplazo de cadera?

En Estados Unidos se realizan más de 193,000 reemplazos de cadera por año, según la American Academy of Orthopaedic Surgeons. En la cirugía, el hueso y el cartílago dañados son retirados y reemplazados con piezas de metal, plástico o cerámica para disminuir el dolor y la disfunción dentro de la articulación. Después de la cirugía, hay ciertas posiciones corporales que pueden comprometer a tu nueva cadera y es por ello que no se aconseja hacer abdominales (situps).

Posiciones a evitar

Tu nueva articulación te permitirá moverte sin sentir incomodidad y te verás tentando a hacer cualquier actividad física que quieras. Sin embargo, puedes romper o incluso dislocar la nueva articulación si no tienes cuidado. Evita las actividades de alto impacto como correr y saltar. Los movimientos excesivos de la cadera deben ser evitados. No cruces tus piernas estando sentado. No gires tus pies excesivamente hacia adentro o afuera ya que la rotación se produce en la cadera. Y evita también mover tus caderas pasando los 90º de flexión o inclinarte.

Abdominales

Los abdominales trabajan el rectus abdominis, los abdominales oblicuos y los flexores de la cadera. El ejercicio se realiza recostándose sobre la espalda con las rodillas flexionadas y las manos detrás de la cabeza. Elévate del suelo despegando completamente el torso y llevándolo hacia tus muslos. En la parte final de la posición el cuerpo está flexionado a la altura de la cadera por lo que tus muslos quedan cerca de tu pecho. Vuelve a la posición inicial recostada para completar una repetición. En la parte más elevada del movimiento, habrás doblado tus caderas a más de 90 grados, así que no hagas este ejercicio después de un reemplazo de cadera.

Crunch básico

Un crunch básico (basic crunch) es un ejercicio abdominal más seguro para el reemplazo de cadera. Acuéstate en el suelo con tus rodillas dobladas y sus manos detrás de la cabeza. Manteniendo los codos bien abiertos, exhala y eleva tu cabeza y tus hombros del suelo algunas pulgadas o unos 30 grados. Comprime tus abdominales a medida que levantas tu cuerpo. Regresa lentamente a la posición inicial para hacer una repetición completa. Realiza entre una y tres series de entre 8 y 20 repeticiones.

Ejercicios pélvicos

El ejercicio pélvico (pelvic tilt) también trabaja los músculos abdominales mientras que protege la articulación de la cadera. Recuéstate en el suelo con las rodillas flexionadas y los brazos a los costados del cuerpo. Inhala y exhala varias veces para relajar tu cuerpo. Durante una exhalación contrae los músculos abdominales, hundiendo tu ombligo mientras presionas la parte inferior de la espalda contra el piso. Inhala y relájate, arqueando la espalda hacia el techo para completar una repetición. Realiza entre una y tres series de 8 a 20 repeticiones.

Más galerías de fotos



Escrito por bethany kochan | Traducido por mariana palma