¿Qué hacen las abdominales por tu cuerpo?

Las abdominales están entre los ejercicios más comunes para tonificar los músculos. A menudo hechas recostado boca arriba en el suelo con tus rodillas dobladas, las abdominales tonifican y fortalecen el abdomen medio y el resto de la base del tórax, mejorando tu postura y permitiéndote levantar y girar tu cuerpo de una forma más efectiva.

Efectividad

Las abdominales son un clásico ejercicio usado para definir el abdomen. Sin embargo, contrario a la creencia popular, las abdominales no queman la grasa del abdomen. En su lugar, al tonificar los músculos del abdomen medio y oblicuo, tu abdomen gradualmente se va afirmando y adquiere la forma del popular six-pack. Para crear una apariencia esculpida, no obstante, debes de combinar los ejercicios de abdomen con ejercicios aeróbicos para quemar la grasa que cubre los músculos.

La física de las abdominales

Mientras levantas el pecho hacia tus rodillas, el abdomen medio se contrae y endurece, soportando la elevación del tórax. El trabajo sobre tus músculos lentamente incrementa cuando tu cuerpo alcanza un ángulo de 45° con respecto del suelo, causando que los músculos de tu abdomen se muevan. Haciendo abdominales constantemente, tus músculos se fortalecen y aumenta la masa y densidad, permitiéndote realizar cada vez más abdominales.

Tipos

Un estudio realizado por el American Council on Exercise comparó varios tipos de abdominales y determinó los 13 ejercicios que causan mayor esfuerzo en el abdomen medio y oblicuo. La abdominal con estiramiento de pierna, una combinación de abdominal con levantamiento de pierna, fue colocado en el lugar número cinco para ambos grupos de músculos, mientras que la abdominal invertida quedó en el lugar siete. Si crees que tus ejercicios de abdominales se vuelven menos efectivos, aumenta el esfuerzo realizando una variación de abdominal de alto grado.

Seguridad

Como todo ejercicio, las abdominales llevan un riesgo de lesión. Puedes prevenir las lesiones en el cuello y espalda cruzando tus brazos sobre el pecho en lugar de sujetar la parte de atrás de tu cabeza. También, endurece los músculos de tu abdomen mientras levantas tu torso para reducir el impacto en tu espalda. Consulta a tu médico si eres nuevo en las rutinas o no estás seguro de cómo reaccionará tu cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por brian connolly | Traducido por mariana perez