Cómo conseguir un abdómen marcado rápidamente en las mujeres

Los abdominales marcados son buscados por la mayoría de las mujeres adolescentes y adultas. Aunque requiere esfuerzo, las mujeres pueden lograr unos abdominales marcados siguiendo planes de alimentación saludables y regímenes de ejercicio. El porcentaje de grasa corporal debe ser bajo para ver los abdominales tonificados que de otro modo podrían estar escondidos bajo capas de grasa. Comienza ahora mismo tu camino para obtener una barriga libre de grasa para poder lucir un abdomen perfecto, combinando de ejercicios cardiovasculares, con algunos de fortalecimiento de núcleo y una dieta.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

    Como conseguir abdominales asombrosos

  1. Come saludable, incluyendo carnes magras y vegetales.

    Disminuye la ingesta de calorías para perder el exceso de grasa que oculta los músculos abdominales. La pérdida de peso se produce cuando se ingieren menos calorías de las que se queman. Para perder un kilo de grasa a la semana, tendrás que quemar aproximadamente 3500 calorías por semana o 500 calorías por día. Disminuye el consumo de calorías comiendo fruta en lugar de galletas, bebiendo agua potable en lugar de gaseosas y comiendo verduras verdes con proteína magra en las comidas. Una dieta rica en nutrientes debe consistir en verduras, frutas, proteínas y grasas saludables en moderación mientras reduces o eliminas el azúcar y las grasas poliinsaturadas.

  2. Concéntrate en ejercicios de plancha frontales.

    Tonifica los abdominales con ejercicios como las planchas (tablas). Hacer la plancha apunta a los músculos rectos del abdomen y los transverso profundos, los cuales aplanan la barriga rápidamente. Haz planchas frontales tirándote en el suelo boca abajo. Empújate hacia arriba y descansa sobre los dedos de los pies y los antebrazos con los codos debajo de los hombros. Contrae los músculos abdominales para evitar la flacidez en el medio y así mantener un cuerpo recto de la cabeza a los pies. Mantén la posición durante 30 a 60 segundos y repite tres veces cinco días a la semana.

  3. Céntrate en los oblicuos con planchas laterales.

    Céntrate en los oblicuos, los músculos de los lados del tronco, realizando planchas laterales. Los abdominales oblicuos tonificados hará reducir gradualmente tu barriga y le dará una figura esculpida. Haz una plancha lateral recostándote sobre tu lado derecho en el suelo con las piernas apiladas una encima de la otra y el cuerpo formando una línea recta desde la cabeza a los pies. Levántate de modo que estés descansando en el lado de tu pie derecho y el antebrazo derecho, el codo debajo de tu hombro. Mantén las caderas levantadas para evitar la flacidez en el medio mientras contraes los músculos abdominales. Mantén la posición durante 30 a 60 segundos y repite tres veces en cada lado del cuerpo. Haz planchas de lado cinco días por semana para maximizar el potencial de los abdominales marcados.

  4. Realiza ejercicios de cardio

    Corre, anda en bicicleta, nada, camina y suda hasta conseguir los abdominales marcados. El ejercicio cardiovascular aumenta el ritmo cardíaco y el metabolismo para quemar calorías que harán perder grasa en todo el cuerpo, incluyendo los músculos abdominales. Cuanta menos grasa tengas, mas visibles estarán los músculos abdominales. Trata de hacer cinco sesiones de cardio a la semana de 45 a 60 minutos de duración a un ritmo moderado. Dos de estas sesiones deben incluir intervalos de alta intensidad realizándolas a un ritmo vigoroso, para aumentar la quema de calorías durante y horas después del ejercicio. Un ejemplo de sesión de intervalo sería pedalear rápido durante un minuto seguido de dos minutos de pedaleo más fácil para la recuperación. Repite 10 veces, e incluyen un período de cinco a 10 minutos de calentamiento y enfriamiento.

Consejos y advertencias

  • Consulta con un profesional médico antes de iniciar cualquier régimen de dieta o de ejercicios que podrían afectar negativamente a tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por florencia s. buera