9 señales de advertencia que nunca debes ignorar

Los indicios sutiles (y no tan sutiles) de que puede haber una ataque cardíaco en el horizonte.

No en vano al corazón se lo compara con el tic tac de un reloj. Cuando funciona con precisión, es una pequeña máquina increíble. Pero cuando esto no es así, puede convertirse en una bomba de tiempo. En el caso del 46° vicepresidente de Estados Unidos, la bomba estalló, aproximadamente cinco veces, comenzando con un primer ataque cardíaco a los 37 años y terminando con un procedimiento de trasplante cardíaco que duró 7 horas en marzo de 2012, a la edad de 71 años.

"Dick Cheney es un perfecto ejemplo de cuánto ha avanzado el campo de la cardiología en los últimos 15 años", dice el Dr. Marrick Kukin, director del Heart Failure Program en el St. Luke's-Roosevelt Hospital de New York City y profesor de clínica médica en el Columbia University's College of Physicians & Surgeons.

"Aquí tienen a un hombre que ha tenido dos angioplastias, una cirugía de by-pass, ha recibido estatinas, beta bloqueantes, se le ha implantado un desfibrilador (que detecta y trata las arritmias para llevar al corazón a un ritmo regular), un dispositivo de asistencia en el ventrículo izquierdo (que bombeó la sangre por todo su cuerpo durante dos años) y ha recibido un trasplante cardíaco.

Todos estos descubrimientos son buenos para ti ya que con la evolución del campo de la cardiología, también ha evolucionado el conocimiento de los médicos sobre los síntomas cruciales que los pacientes nunca deberían subestimar, especialmente si tienen antecedentes de enfermedad cardiovascular.

"El corazón presenta varias áreas y niveles donde puedes tener problemas. Puedes tener problemas ventriculares (arritmias), problemas de bombeo (enfermedad coronaria), problemas mecánicos (debilidad del músculo cardíaco) y problemas estructurales (ruptura de la aorta), dice el Dr. Kukin. "Si sientes algo raro, no trates de autodiagnosticarte. Busca atención médica", aconseja.

La gran pregunta: ¿Qué clase de médico debes consultar? ¿Debes llamar a tu médico de familia o al 911? ¿Necesitas un examen de rutina o debes acudir a la sala de emergencias? Sigue leyendo y te diremos qué medidas debes tomar para cada síntoma.

1. Dolor opresivo en el pecho junto con náuseas, vómitos y sudoración

Este es el síntoma clásico de un ataque cardíaco. Algunos síntomas son muy evidentes, pero las variantes pueden ser sutiles. También, ten en cuenta que no siempre predicen un ataque cardíaco.

QUÉ DEBES HACER: llama al 911. Incluso si tus síntomas no parecen poner en riesgo tu vida, no te corresponde hacer el diagnóstico. Podrían empeorar rápidamente.

2. Opresión en el pecho que se siente como si tuvieras sentado encima un elefante

Las personas definen sus experiencias en forma diferente. Para una persona es dolor, mientras que para otra es presión. Independientemente de cómo llames a esta curiosa sensación en tu pecho, no te arriesgues.

QUÉ DEBES HACER: si la presión persiste por más de 20 minutos, llama al 911. Para períodos de molestias más cortos, llama a tu médico habitual para que te dé instrucciones; dependiendo de tus síntomas podría enviarte a la sala de emergencias o pedirte que acudas a una cita para realizar una serie de pruebas.

3. Dolor de espalda, normalmente en la parte superior, que parece una sensación de desgarro

Podría ser un desgarro muscular. O podría ser algo mucho más serio: la ruptura de la aorta. Johnatan Larson, el autor Rent, el éxito de Broadway, murió debido a la ruptura de un aneurisma en la arteria aorta.

QUÉ DEBES HACER: si el dolor comienza durante o luego de hacer ejercicio o luego de un trauma o lesión, acude a tu médico habitual, especialmente si se extiende a otra parte del cuerpo (excepto el pecho). Si el dolor de espalda aparece de repente, persiste por más de 20 minutos y está acompañado por náuseas, llama al 911.

4. Hormigueo en los brazos

Otra definición de libro de un ataque cardíaco. La sensación de adormecimiento comienza en el pecho e irradia hacia abajo por el brazo izquierdo. También puede aparecer en el cuello, el brazo derecho, los dientes y el estómago.

QUÉ DEBES HACER: si sólo es un hormigueo, acude a tu médico habitual. Pero si persiste por más de media hora y desencadena otros síntomas (que parezcan no estar relacionados con el movimiento del brazo) como mareos y náuseas, llama al 911.

5. Fatiga excesiva cuando realizas tus tareas habituales

Esto es muy común en las mujeres. Si estás haciendo las tareas habituales del hogar o haciendo diligencias y, repentinamente, te encuentras demasiado cansada, podría ser un síntoma de un problema cardíaco.

QUÉ DEBES HACER: haz una cita con tu médico habitual inmediatamente. Podría ser que estás envejeciendo, o que tienes estrés o incluso falta de sueño. Pero podría ser algo peor. Tu médico puede ayudarte a descubrir la causa de fondo y dirigir tu tratamiento.

6. Falta de aliento durante cualquier actividad, como caminar

Otro signo bastante significativo de que algo podría andar mal. Especialmente cuando está acompañado de dolor o presión que desaparece cuando suspendes la actividad. También, tener problemas para respirar mientras estás recostado en la cama es un posible signo de insuficiencia cardíaca.

QUÉ DEBES HACER: sentarte en la cama podría hacerte sentir mejor. Si esto no ocurre y todavía tienes dificultades para recuperar el aliento o respiras rápidamente durante más de 30 minutos, llama una ambulancia.

7. Indigestión

Este es un signo que la gente siempre desestima. Es una excusa fácil para minimizar la situación. Incluso es más confuso si eructas y te sientes mejor. Pero la verdad es que la indigestión puede ser un signo grave de enfermedad coronaria.

QUÉ DEBES HACER: Toma Tums, Mylanta o Nexium y luego mira el reloj. Si la molestia no desaparece en el transcurso de media hora, llama a tu médico y pregúntale si debes dirigirte o no a una sala de emergencias.

8. Hinchazón

La hinchazón, o edema en términos médicos, se produce cuando el corazón no está bombeando adecuadamente. Si te sientes débil y exhausto mientras caminas o se te hinchan los tobillos y además experimentas dificultad al estar acostado por la noche, tienes un conjunto completo de síntomas sospechosos.

QUÉ DEBES HACER: Pide una cita con tu médico inmediatamente.

9. Ritmo cardíaco irregular (palpitaciones anormales) y arritmias (aceleración de los latidos cardíacos)

Estos son signos indudables de que necesitas una evaluación. Todos sentimos algunas palpitaciones de vez en cuando o taquicardia debido al estrés o por consumir demasiada cafeína, pero la diferencia clave en el peligro que representan es si aparecen acompañadas de síntomas como mareos, confusión y desvanecimiento.

QUÉ DEBES HACER: Tómate el pulso. Coloca un dedo sobre tu muñeca y cuenta los latidos durante 15 segundos, luego multiplica este número por cuatro. Si el resultado es mayor a 140, llama al 911.

Foto: aimy27feb/iStock/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por cristina goyanes
Traducido por paula santa cruz